ES NOTICIA EN ABC

Got Talent La actuación más angustiosa y peligrosa de «Got Talent». «No es necesario que hagáis esto»

El «escapista» Christian, que ya impresionó en las audiciones del programa, sorprende al aguantar más de ocho minutos debajo del agua

Christian, debajo del agua ante la atenta mirada de Risto Mejide en «Got Talent»
Christian, debajo del agua ante la atenta mirada de Risto Mejide en «Got Talent» - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este lunes, Telecinco acogió la segunda semifinal de «Got Talent», el programa presentado por Santi Millán al que acuden personalidades de diversos gremios para exhibir sus destrezas. Pero la línea que establece los límites del formato es cada vez más fina, como así lo demostró la que sin duda fue la actuación más agónica de la noche.

El número corrió a cargo de Christian y Hans, aquel dúo noruego de «escapistas» que ya habían impresionado en las audiciones del «talent show». Entonces, el primero había aguantado seis minutos y once segundos debajo del agua, aunque redobó su apuesta de cara a la semifinal. «Voy a poner mi vida en peligro», anunciaba Christian antes de la prueba. Para impresionar a la audiencia y al jurado, compuesto por Eva Isanta, Paz Padilla, Risto Mejide y Edurne, el joven se encadenó a una jaula debajo del agua, de la que debía escapar. Las llaves, no obstante, las tenía Hans, que «obligó» a los miembros del jurado a escoger cuál era la que abría la jaula y las cadenas de Christian. De no encontrarla, el chico no podría salir.

El número, no obstante, se alargó mucho más de lo esperado. Los minutos pasaban y Christian, cuyo ritmo cardiaco no dejaba de caer, no salía de la jaula. Pero el tiempo no dejaban de correr. «Ya ha superado los tres minutos y medio, el récord de Harry Houdini», anunciaba Hans. Entretanto, su compañero entraba en «bradicardia», una reducción del ritmo cardíaco para poder aguantar.

Según iban transcurriendo los segundos, el ambiente de «Got Talent» se volvía cada vez más tenso. Entonces, Santi Millán acudió al escenario con una vara dispuesto a sacar a Christian del agua. «Estoy recibiendo órdenes de dirección, tengo que romper la urna», decía el presentador. Hans, no obstante, insistía en que no lo hiciera. Instantes después, el ritmo cardíaco de su compañero empezó a subir alarmantemente. Su cuerpo comenzó a convulsionar, pero terminó de desatar todas las cadenas y salió del agua. En total, estuvo sumergido ocho minutos y seis segundos. «En esto no hay truco...», dijo boquiabierto el presentador, antes de dar paso a las valoraciones del jurado, mientras el público coreaba de manera unánime: «¡Pase de oro!».

El jurado, tajante

La más crítica fue la primera, Paz Padilla. «Sufro mucho viendo a la gente hacer estas cosas. Lo siento, pero lo paso muy mal. No lo siento necesario. No es necesario que hagáis esto. Lo siento, pero no me gusta lo que haces. Lo valoro, pero no me gusta. Creo que no es necesario. ¿Por qué lo haces?», espetó, cariacontecida. Pero Christian respondió. «Tuve un accidente hace tiempo y me dijeron que no iba a poder volver a hacer submarinismo. Pero aquí estoy, y nunca me he desmayado en el agua», espetó.

Más benévola con el joven fue Eva Isanta. «Has jugado con las cosas que necesitamos para vivir: el agua y el oxígeno. Me parece casi un imposible, pero estás bien y yo te muestro toda mi admiración». También Edurne, aunque zozobró. «Yo ya lo pasé en las audiciones mal, porque es mucho tiempo debajo del agua. No he podido ver los últimos minutos de tu actuación, me he tenido que girar. Valoro tu esfuerzo y capacidad, pero no sé si tendrías que haberlo llevado tan al límite».

Solo quedaba Risto, que se mostró sorprendido con la pareja. «Después del accidente que tuvimos aquí en plató la semana pasada, he hablado con mucha gente acerca de este tipo de actuaciones y me han hecho reflexionar. Nos estás demostrando que el ser humano tiene que llevar su cuerpo y su mente al límite. Enhorabuena tío», afirmó el publicista en «Got Talent».