ES NOTICIA EN ABC

Supervivientes ¿Qué sería de todos estos famosos si no fuera por Telecinco?

Personalidades como Sofía Suescun, Suso Álvarez o Aída Nízar han labrado su carrera televisiva al abrigo de Mediaset

Supervivientes: Isabel Pantoja abanandona

Maite Galdeano y Sofía Suescun, en la pasada edición de «GH DÚO»
Maite Galdeano y Sofía Suescun, en la pasada edición de «GH DÚO» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace algunos meses, el día que «Los Lobos» acudieron como invitados a «El hormiguero», Pablo Motos se refirió a algo que le llamaba y mucho la atención al respecto del éxito del conjunto cánido en «¡Boom!», donde llevan concursando más de 500 tardes. «Es maravilloso tener aquí a gente que se ha hecho famosa por sus conocimientos», comentó el presentador, que por su ocurrencia fue ovacionado por todo el plató del programa. Curiosamente, hoy se llevarán Antena 3 el premio más grande de la historia de la televisión.

Unas declaraciones, las de Motos, que vienen de perlas para explicar un contexto televisivo como el de hoy el día. Un panorama en el que Telecinco, líder indiscutible de audiencia en el último mes, ha conseguido construir un ecosistema que no deja de retroalimentarse y que está repleto de personalidades que, de no ser por Mediaset, serían auténticos desconocidos para el público español.

Productos de «Gran Hermano», «Mujeres y hombres y viceversa», «Sálvame» y compañía, Mediaset no deja de sacar del anonimato a famosos de todo tipo (más de uno, de lo más estrambótico) que serían perfectos desconocidos de no ser por Telecinco y toda su vorágine. Son los casos de Sofía Suescun y su madre Maite Galdeano, pero también de Aída Nízar, «El Yoyas», Violeta Mangriñán, Suso Álvarez, Oriana Marzoli, Amor Romeira, Rafa Mora, Carolina Sobe, Asraf Beno, Nagore Robles, Ismael Beiro, Miriam Saavedra, Alejandro Albalá y en última instancia, Fabio Colloricchio o Dakota Tárraga.

Algunos, de hecho, llegan a convertirse en tertulianos del programa de turno para pasar a ser «famosillos», como se refirió a ellos Diego Arrabal hace unos meses en «Viva la vida». «En “Sálvame”, el 99% de los que están en plató son famosillos», aseguró el paparazzi y tertuliano... cuyo futuro también sería una incógnita de no ser por Telecinco. Igual que el de Kiko Hernández, hoy colaborador estrella de «Sálvame» pero que saltó a la fama tras pasar por la tercera edición de «Gran Hermano». Su éxito en Mediaset apenas tiene parangón... con permiso de Belén Esteban.

Una nueva vida

Telecinco, por su parte, también ha conseguido relanzar las «carreras» de personalidades que parecía que caerían en el olvido. Son los casos de Ylenia Padilla, Víctor Sandoval, María Jesús Ruiz o Mónica Hoyos, que hoy vuelven a disfrutar del foco mediático gracias a Mediaset. La última, de hecho, está entre los finalistas de esta última edición de «Supervivientes»... en la que también participó Carlos Lozano, su exmarido. Otrora presentador exitoso, pero que hoy se aferra como clavo ardiendo a cualquier «show» de la pequeña pantalla.

Más allá de ello, muchos de estos «famosillos» (lo dice Arrabal) han rentabilizado al máximo su paso por Mediaset. No solo porque sigan participando en el formato de turno, sino también por el dinero que amasan gracias a sus famosos «bolos». En especial, ahora en verano. Por acudir a una discoteca a hacerse unas fotos, firmar autógrafo o meramente, a estar ahí y tomarse un par de copas, el caché de todos estos integrantes (o exintegrantes) del Universo Telecinco oscila entre los 700 y los 3.000 euros. El sueldo que muchos querrían en sus nóminas mensuales. Por echar un rato y darse un baño de masas. O al menos, intentarlo.. Ya lo dijo el cantante de ópera argentino José Cura en una entrevista para un medio local hace algunos años. «Ahora, cualquiera es famoso en cinco minutos».