ES NOTICIA EN ABC

Supervivientes La marcha de Pantoja y Dakota devuelve el sosiego a «Supervivientes»: «Nunca la pesca fue tan pacífica»

Estos últimos días reina en la isla de «Supervivientes» un ambiente fuera de lo común

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Supervivientes» afronta ya su recta final tras varios meses de concurso. Este lunes se emitió en Telecinco el «Última hora», en el que se repasan brevemente los últimos acontecimientos de la isla. El programa de esta semana, como no podía ser de otra forma, estuvo marcado por el reciente abandono de Isabel Pantoja por problemas de salud y la expulsión de Dakota.

La propia Lara Álvarez se sorprendió al principio de la noche de cómo había cambiado el ambiente con la ausencia de Pantoja y Dakota: «Nunca la jornada de pesca fue tan pacífica y colaborativa ni una receta tan celebrada». En efecto, cualquiera que haya seguido el reality estas últimas semanas no podrá creerse el cambio radical que se ha dado en la convivencia en apenas cuatro días.

Esta falta de conflictos tiene mucho que ver con la marcha de Dakota, una de las concursantes más marrulleras de esta edición. No obstante, también ha influido mucho en esta relajación colectiva el cambio de localización, donde los concursantes tiene mucho más recursos y comida para todos. «Poco se habla de lo bien que vamos a comer a partir de ahora», exclamó eufórica Mónica Hoyos.

Con el estómago lleno todo es mucho más fácil. Los supervivientes se ponen de acuerdo para repartirse las tareas, solucionan sus problemas dialogando, no se oyen gritos y se dicen las cosas con educación. Por si eso no fuera suficiente, los supervivientes dicen estar durmiendo a pierna suelta y muy cómodos.

El único de los supervivientes que ha pasado unos días algo más complicados ha sido Fabio, cuya nominación le ha dejado hundido. «He tenido un bajón pensando en mi concurso», reconoció en una conversación con Omar, «estoy dudando de cómo lo he hecho, porque soy el más nominado del concurso, y eso me hace pensar si lo habré hecho mal».