ES NOTICIA EN ABC

Supervivientes Las graves faltas de respeto de Carlos Lozano a Dakota: «Depílate, que pareces un mono»

El concursante mantuvo una discusión muy violenta con Dakota y Violeta

Supervivientes: Isabel Pantoja ya no es la favorita de la audiencia de Supervivientes; Violeta, primera salvada

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este domingo Telecinco hizo oídos sordos a las elecciones triples y no modificó su parrilla. Mientras que el resto de canales emitían programas especiales sobre los comicios, la cadena de Mediaset pasó una nueva entrega de «Supervivientes», que los domingos lo presenta Jordi González. El último expulsado, en la gala del pasado jueves, fue Carlos Lozano, que perdió su pulso contra Albert y Chelo. Los nominados de la semana son Violeta, Chelo, Isabel y Lidia.

Estos últimos días, como casi todos, han sido tensos en la playa hondureña. El reality ha dividido a los concursantes en dos grupos: el de los señores, para los supervivientes de más edad, y otro en el que están los jóvenes. Uno de los protagonistas de varias de las broncas fue Carlos Lozano que, pese a estar expulsado, convive junto a los anteriores expulsados. Además, el presentador fue nombrado «El pirata olvidado», lo que le da derecho, entre otras cosas, a robar a sus compañeros. Lozano tuvo un fuerte enfrentamiento con Violeta después de robarle un machete a su equipo.

«Soy "El pirata olvidado" y puedo robar siempre que quiera», le recordaba Lozano, «hablas demasiado sin escuchar. Te has quedado con el culo al aire y eso te fastidia, pero acepta las cosas». Mientras tanto Violeta, muy enfadada, gritaba que Lozano se «hacía el chulo» y le decía que se fuese «para su puta casa». La joven, aunque no se ha reconciliado con su compañero, reconoció más tarde que estaba «nerviosa y preocupada por la nominación».

No obstante, en ese punto las cosas no habían hecho más que empezar, porque después discutieron de nuevo y con mucha más agresividad. «Estoy harto de gente que cree que lo sabe todo y no sabe nada», decía Lozano, «y como me sigas hablando así te pongo un castigo». Violeta estaba fuera de sí gritándole a pocos metros: «¡No me dirigas la palabras! ¡Eres pedante, cansino y pesado!». Para vengarse de él, le quito el machete que les había robado y se negó a devolvérselo.

«¡Ahora os voy a quitar lo que me da la gana!», la amenazó Lozano, «¡Estoy harto de niñas tontas! ¡Más bipolar imposible». En ese momento intervino Dakota para defender a su compañera Violeta. También muy agresiva, empezó a insultar a Carlos Lozano y a burlarse de él. El presentador le dijo a Violeta que «hasta tu novio piensa que eres bipolar». La aludida perdió los papeles y empezó a gritarle a la cara a Lozano: «¿Qué novio, puto asqueroso? ¡Te voy a arrancar la puta cabeza, asqueroso! ¡No puedo más!».

Violeta, muy alterada, se encaró con Lozano durante unos instantes. «Esta señora está poseída por el demonio. Pero, cuidado, que a mí no me reta ni ella ni nadie», dijo Lozano desafiante. Violeta siguió robándole objetos a Lozano e insultándole con furia: «Que alguien le diga a este fantasma de mierda que a mí no me amenaza ni Dios. ¡Tienes dos minutos para devolverle el machete y los botes!».

«Esto no es un geriátrico, aquí no tenemos por qué aguantar a viejos desquiciados», continuó la joven. Ella y Dakota se burlaron de la carrera de Lozano: «Cualquier presentador te da mil vueltas». Dakota, desbocada, le gritaba «comemierda, viejo verde, calvo». Lozano se rebajó a su nivel: «¡Gorda! Mira la grasa que tienes en tu culo». Dakota contratacó diciéndole a Lozano que «Miriam te puso los cuernos». «¡Y tu novio se está tirando a otros! Normal estando con una persona como tú. Das asco, tienes bigote y a ver si te lo depilas. Las cejas también, ¡que pareces un mono!».

Jordi González conectó con Lozano para hablar sobre las discusiones. «¿Te parece normal?», le reprochó el presentador, «aunque entiendo la situación». «Sé que está muy feo entrar al juego de unos niñatos», reconoció Lozano, «pero es que esta gente no hace nada. Se piensa que esto es un campeonato de boyscouts». El superviviente le aseguró al presentador que estaba «pasándoselo teta en el palafito, porque no congenio con la gente. Estoy muy feliz en mi refugio».