Es Noticia

GH VIP Sorpresas, desnudos, broncas, koalas y avestruces: «Gran Hermano VIP» arranca por todo lo alto

La edición de famosos del veterano programa de Telecinco se estrenó con grandes novedades y un elenco de lo más variopinto

Aramís Fuster se enfrenta a Oriana en «GH VIP»
Aramís Fuster se enfrenta a Oriana en «GH VIP» - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este jueves comenzó la sexta entrega de «GH VIP», la edición para famosos del «reality show» por excelencia de Telecinco. Y lo hizo con una noche de lo más agitada, que evidenció que el exitoso programa, presentado por Jorge Javier Vázquez, no se ha equivocado en su cásting.

La primera concursante en entrar a la casa de Guadalix de la Sierra fue la siempre polémica Oriana Marzoli. La exconcursante de «Mujeres y hombres y viceversa» y «Supervivientes» y cara frecuente de «Sálvame» es una de las aspirantes más carismáticas de esta edición de «Gran Hermano VIP». La venezolana entró a la casa con muchas ganas, pero enseguida se llevó el primer gran susto de la noche. En lugar del confort y glamour que ella esperaba, se encontró con una suerte de granja repleta de animales, avestruz incluida, que no tardaron en despertar su aversión. A ello se sumó otra gran sorpresa: la presencia de su expareja, el también ex de «Mujeres y hombres y viceversa» Tony Spina.

El fichaje de Spina fue una auténtica sorpresa y una de las grandes bombas que el concurso presentó en su primera noche. La otra, la entrada de la modelo Miriam Saavedra, expareja del presentador Carlos Lozano, que cada semana comentará el concurso en Telecinco y que hace unos días conoció que su otra ex por excelencia, Mónica Hoyos, también formaría parte de «GH VIP». Saavedra, eso sí, no entrará en la casa hasta el domingo, en «El debate», lo que sorprenderá sobremanera a Mónica Hoyos, su archienemiga y que desconoce por completo que la modelo formará parte del programa. Hoyos y Lozano, todo sea dicho, protagonizaron un episodio muy tenso cuando la presentadora hizo su entrada al concurso.

Emoción con Makoke y Kiko Matamoros

La emisión de este jueves también tuvo momentos más emocionantes, como el que protagonizaron Makoke y su exmarido Kiko Matamoros, antes de que la primera entrase a la casa. Ambos tuvieron una conversación cercana delante de Jorge Javier Vázquez y de toda España. «Ten cuidado», aconsejó Matamoros. «Hay pocas cosas que me hagan daño», le tranquilizó Makoke. «Te quiero mucho», terminó diciendo el colaborador de Telecinco, con los nervios a flor de piel. «Estos dos vuelven a estar juntos antes de que termine el programa...», vaticinó Vázquez.

Los minutos –y horas– pasaban y los concursantes continuaban llegando a la casa de Guadalix. Ángel Garó, Isa Pantoja, Suso Álvarez y Aramís Fuster –que protagonizó uno de los grandes momentos de la edición– arribaban a la residencia, seguidos de Aurah Ruiz, la «youtuber» Estefanía Unzu, «Verdeliss», embarazada de su séptimo hijo, Asraf Beno, Mister Universo 2018, y Techi, ex de Kiko Rivera y de Alberto Isla y que fue otra de las sorpresas que «GH VIP» se guardó hasta última hora. Todos ellos se pusieron el mono de trabajo y comenzaron a limpiar la casa de Guadalix de la Sierra, en la que no tendrán agua corriente y en la que pasarán sus próximas semanas.

Aramís y Oriana protagonizan la primera «pelea»

Un proceso, el de limpieza, que incomodó especialmente a Oriana y en el que se desató la primera bronca de la edición. Sucedió cuando Aramís Fuster fue a saludarla y la venezolana le echó en cara que la criticase hace unos días en «Sábado Deluxe». «Mira, yo te voy a decir una cosa. Yo he venido aquí a que el público se divierta, que se enganchen a “Gran Hermano” noche y día y a reírnos una “jartá”. Con lo cual, si vamos a empezar así... para discutir yo, ¿eh?», le espetó Aramís. Oriana respondió. «¿Qué falsedad, no? Porque antes me has pedido perdón y ahora estás echando mierda». «¡¿Pero qué mierda ni qué mierda, guapa? ¡Mierda, las cabras! ¡Vamos a llevarnos bien!», manifestó Aramís.

Con la tensión muy viva entre ambas, hicieron entrada los dos últimos concursantes del formato: Darek Dabrowski y Manuel Jesús Rodríguez, «El Koala», el mismo que se hizo famoso hace doce años con su sencillo «Opá, yo viazé un corrá». El aparente buen rollo entre ambos se hizo efectivo según aparecieron en la casa y Vázquez les emplazó a cantar a dúo la reconocida canción de «El Koala».

El egoísmo de Tony Spina

Con todos los concursantes ya en Guadalix –a excepción de Miriam Saavedra, que entrará el domingo–, quedaba todavía una última bomba. El programa privaba a los concursantes de sus maletas y les obligaba a coger todas las pertenencias que pudieran acumular en un tiempo limitado de dos minutos, para lo que debían entrar a una sala con todos los macutos, imposibles de diferenciar. El programa hizo una excepción con dos equipajes al azar, que fueron los de Tony Spina y Asraf Beno. El primero se mostró totalmente reacio –e incluso agresivo– con respecto a la idea compartir sus pertenencias con el resto de concursantes. «Yo para mi ropa soy muy “rayao”», enfatizó. No así el segundo, más generoso. «Yo sí estoy dispuesto a dejar mis cosas a mis compañeros, si lo necesitan».

En esa vorágine de caos, tensión y animales terminó la primera gala de «Gran Hermano VIP». El «reality show» de Telecinco se despidió con nota y dejó buen sabor entre su audiencia, expectante ya ante lo que pueda suceder el domingo con la entrada en la casa de Guadalix de la Sierra de Miriam Saavedra.