ES NOTICIA EN ABC

GH VIP La situación extrema de Aramís Fuster tras GH VIP: depresión y ruina absoluta

Jorge Javier mostró anoche su descontento con la «bruja», que tenía en su mano la posibilidad de dar un giro a su vida

Aramís Fuster, anoche en GH VIP
Aramís Fuster, anoche en GH VIP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Las últimas intervenciones de Aramís Fuster en «Sábado Deluxe» han sido ejemplo de lo que en jerga televisiva se denomina «juguete roto»: un personaje famoso que otrora tuvo cierto éxito y que, tras el paso del tiempo, ha quedado relegado al más absoluto olvido. A Aramís Fuster la audiencia nunca llegó a olvidarla del todo porque, por fortuna para la «bruja», sus apariciones en los platós de Telecinco jamás pasaban desapercibidas. Parte de la audiencia de Telecinco, de hecho, ya habrá visto el vídeo de «idiomas, querida» y otros gags de la excéntrica vidente que Aramís introducía en sus entrevistas entre drama y drama. La concursante de GH VIPllegó incluso a relatar en «Sálvame» su intento de suicidio pero, a pesar de estar narrando uno de los peores momentos de su vida, sus desvaríos no hicieron más que convertir a la «bruja» en un chiste de sí misma.

En GH:VIP, Aramís Fuster era uno de los platos fuertes de un casting que prometía bastante. Afirmaba que tenía más de seiscientos años y que había mantenido un idilio con Obama. Suficiente para dejar a otros candidatos a entrar en Guadalix a la altura del betún. Su entrada triunfal en la casa, enseñando más de la cuenta y narrando sus escarceos amorosos con Gadafi prometían buenas dosis de humor en el reality de Telecinco, aunque la audiencia se quedó pronto con ganas de más. Aramís no mostró su verdadero poderío ante la cámara y a las pocas semanas de concurso pidió ser nominada. Ayer, el descontento de la audiencia con una concursante que había prometido alegrar a más de uno las noches de sofá, se hizo patente con la expulsión de la vidente.

Jorge Javier Vázquez, presentador de GH VIP, afirmó a la llegada de Aramís Fuster al plató de Telecinco que no entendía lo ocurrido. «Estoy cabreado», le espetó sin cortarse. Fuster se excusó afirmando que ya no tenía ganas de seguir en el concurso, que había vivido sola durante muchos años y adaptarse a la convivencia no era sencillo. No fue suficiente para el periodista, que recordó a Aramís que GH: VIP era la oportunidad económica de su vida. «Te perfilabas como una de las ganadoras y lo has echado todo a perder», dijo Jorge Javier Vázquez. «Lo que te espera fuera del concurso es demoledor. Una ruina total», continuó el presentador con la regañina. «La has cagado. Has tenido la oportunidad de darle la vuelta a tu personaje. Ahora lo tienes muy jodido».

Ruina absoluta

Aramís Fuster ha acudido en varias ocasiones a los programas de Mediaset dejando ver a la audiencia que su situación vital era de lo más extrema. Ya hace dos años, la vidente apareció en Telecinco totalmente abatida y rodeada de maletas. Así lo comentó en aquella ocasión una trabajadora de la cadena, que afirmó que la «bruja» «estaba sentada en los sofás de la recepción, con una actitud de hundida hacia adentro, rodeada de todas sus cosas en varias maletas y bolsos. Quería hablar con alguien, que alguien la escuchara». «Nos contó lo mal que lo estaba pasando. No tenía teléfono, no tenía dinero. Nadie se había puesto en contacto con ella, ni su familia ni sus hijos», relató. La pitonisa, además, afirmó en aquella ocasión que sufría una gran depresión y que sus hijos se habían quedado con sus ahorros.

Dos años después de aquello, la situación de María Antonia Pérez, Aramís, continúa siendo crítica. El sueldo de la vidente en GH VIP fue embargado por la justicia tras una orden desahucio, ha informado «Semana». Según la publicación, el casero de la vidente había estado «litigando desde hace tiempo para conseguir la cantidad de 10.100 euros» que Fuster le debía. No es el primer desahucio al que se enfrenta la vidente. Ya en 2015 Aramís fue desahuciada debido al impago de quince meses de alquiler de un piso en Barcelona.

Hace pocos días, además, Kiko Hernández desveló en «Sálvame» una grabación que demostraba cómo Aramís Fuster ofrecía a un joven cantante anónimo actuar en «Sálvame» a cambio de 3.000 euros. El joven accedió a darle el dinero pero jamás pisó los platós de Telecinco.