ES NOTICIA EN ABC

Siete curiosidades que quizá no sabías de José María Íñigo

El presentador español, leyenda del periodismo musical, murió este sábado a los 75 años de edad

José María Íñigo - ABC | Vídeo: Muere el periodista José María íñigo (EUROPA PRESS)
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Actores, periodistas, políticos... España entera se despide este sábado de uno de los reporteros más famosos de nuestro país en los últimos años: José María Íñigo. El mismo hombre que puso voz al Festival de Eurovisión. Íñigo colaboraba desde septiembre de 2000 en el programa dominical de la cadena pública «No es un día cualquiera», presentado y dirigido por Pepa Fernández, y ha sido en ese espacio radiofónico donde se ha hecho público el fallecimiento del periodista. «El programa empieza con una noticia terrible, que nos da Pepa Fernández. Ha fallecido José María Iñigo, voz imprescindible de este programa y protagonista esencial de la historia de la radio y la televisión en España», recogía la cuenta en Twitter «No es un día cualquiera».

Aunque los más jóvenes recordarán a José María Íñigo como la última voz de Eurovisión el experto musical de programas de radio y televisión como «No es un día cualquiera» (RNE) y «Hora punta» (TVE), el veterano periodista comenzó a trabajar en TVE en 1968. Desde entonces, ha participado en decenas de programas de entretenimiento, desde «El Último grito» hasta «Directísimo», donde se enfrentó asombrado a la magia de Uri Gellers. Sin embargo, hay detalles de la vida del periodista que son algo menos conocidos. A continuación, ABC Play recopila diez curiosidades sobre José María Íñigo que quizá no supieras:

Trabajando desde muy joven

El locutor empezó a colaborar con Radio Bilbao con apenas 15 años demostrando una capacidad innata para la locución. Sin embargo, su etapa en dicha radio duró poco. Concretamente hasta que lo «fichó» la Cadena COPE.

Aventura en el extranjero

José María Íñigo se trasladó a Londres, desde donde colabora con varios programas musicales de la Cadena SER y trabajó en la BBC de Londres, sin si quiera haber cumplido la veintena. Allí, se formó como periodista regresó a España conversito en un icono de la música pop que modernizó a España.

Descubriendo la televisión

Con «Estudio abierto» José María Íñigo da el salto a la primera cadena. Este formato, creado por Fernando Navarrete, el realizador que se puso al frente de prácticamente todos sus grandes programas, mezclaba entrevistas, actuaciones musicales y análisis de la actualidad. Entre los grandes momentos vividos en el formato destaca la entrevista a Rita Hayworth, una de las actrices más famosas de la década de los cuarenta, o el día en que un invitado pide permiso para dar un tironcito del bigote a Íñigo y comprobar que su característico mostacho es real. Aunque no podemos olvidar el que protagonizó junto al mentalista Uri Geller, en «Directísimo».

Un todoterreno

En el año 1968, José María Íñigo se puso, junto con Judy Stephen, José Palau y Nacho Artime, al frente del novedoso «Último grito», dirigido por Pedro Olea e Iván Zulueta. Además de realizar entrevistas y hablar de la actualidad musical, este formato de la UHF incluso parodiaba filmes de la época. Basado en la cultura anglosajona, creó un lenguaje televisivo propio, pero fue demasiado novedoso para el franquismo y acabó en 1969, tras la marcha de Manuel Fraga del ministerio de Información.

Un sinfín de reconocimientos

El periodista recibió hasta seis TP de Oro, una Antena de Oro, un Premio Ondas y otro ATP a toda su carrera. Pero no fue esto su único reconocimiento. También trabajó con los mejores profesiones de este país como María Teresa Campos o Pilar Miró.

Apasionado de la escritura

Por si la radio y la televisión fueran poco. José María Íñigo también se dedicó a la escritura. Publicó más de veinte libros, entre los que figuran «La bomba Esther Vilar», «Estudio Abierto», «Mundo Fantástico» o «Ahora hablo yo». La temática que más predominó en sus publicaciones fue la musical, pero también escribió varios libros de viajes por España, entre 1998 y 2013, en colaboración con Antonio Aradillas.

De Eurovisión a «Supervivientes»

En 2006 presentó cambio de registro para presentar el reality show «Supervivientes», demostrando así que era todo un todoterreno de la comunicación. Además, sorprendió con un extremo cambio de look: se rapó la cabeza al cero. Junto a José María, estuvo presentando durante esta edición Jesús Vázquez.