ES NOTICIA EN ABC

Maite Galdeano huye de Sálvame haciéndose pasar por árabe

Para escapar del reportero de Sálvame, la madre de Sofía Suescum, que alegó depresión para evitar recibir a su hija tras ser expulsada de GH Dúo, finge hablar en francés y usar un hiyab

Maite Galdeano huye de Sálvame
Maite Galdeano huye de Sálvame
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La audiencia española está curada de espanto con Maite Galdeano. La que fuera concursante en Gran Hermano 16, madre de Sofía Suescum (expulsada dos veces en GH Dúo) y polemista de manual en los platós de Telecinco, nunca defrauda.

Habla varios decibelios por encima de la media y siempre tiene listo un dedo acusador para quien ose replicarle (que son muchos). Cuando parece que su periplo televisivo se ha agotado, llegando a alegar depresión para evitar recibir a su hija tras ser expulsada de GH Dúo, ella, que no se pierde la oportunidad de pisar un plató, resucita. Siempre lo hace, no en vano recibe los ataques de los tertulianos de los programas y realities de Mediaset como un osado gladiador las estocadas de un enemigo.

Pareciera que no podía sorprender más de lo que ya lo ha hecho en el par de años que lleva haciendo carrera en televisión, después de polemizar en su edición de Gran Hermano. Sin embargo, como ya hemos dicho, Maite Galdeano no defrauda, y en esta ocasión le ha tocado a Sálvame comprobarlo.

La madre de Sofía Suescum lleva desaparecida de la televisión desde antes de que su hija fuera expulsada de GH Dúo. Pero Sálvame, al acecho, se propuso encontrarla y lo consiguió.

Si los niños pretenden evitar los sustos cubriéndose con las sábanas, Galdeano hizo lo propio con las miradas curiosas con un pañuelo y unas gafas de sol. Por si no fuera suficiente, con Sálvame tras sus pasos decidió mimetizarse con una árabe, escudándose así, con el hiyab y fingiendo hablar francés, de las cámaras de Telecinco.

«Je ne suis pas celebrity, je suis Morocco. Salam Malecum. Je parle français enseule. Je ne sais pas Maite», le dije, en un alarde de idiomas, Maite Galdeano al reportero de Sálvame. Y como no hacían caso, recurrió a la amenaza: «J'apelle à la police».