ES NOTICIA EN ABC

«Sálvame» El desconocido pasado de Paz Padilla

La primera vez que vimos a la cómica en televisión fue en 1998 en «Saque Bola», un concurso de humor presentado por Emilio Aragón en Canal Sur

Paz Padilla, en una imagen de archivo
Paz Padilla, en una imagen de archivo - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Paz Padilla se ha convertido en uno de los rostros más recurrentes de Mediaset (con permiso de Jorge Javier Vázquez y Risto Mejide). La andaluza ha demostrado ser capaz de presentar un programa con el que a priori no tenía mucho en común, como es «Sálvame», o de valorar la actuación de los valientes que pasan por el plató de «Got Talent». Pero la vida de Padilla no siempre ha sido así.

Hace unos veinte años, su rutina se parecía a la de cualquiera de los que puede estar leyendo este texto. Se levantaba temprano para ir al hospital Puerta del Mar de su ciudad natal, Cádiz. Allí trabajaba como auxiliar de clínica. Sin embargo, su día a día contaba con algo especial que sigue conservando: su peculiar sentido del humor. Algo que parece venirle de familia.

Paz es la sexta de siete hermanos y, pese a lo que pueda parecer tras programas como «Mi casa es la tuya», proviene de una familia muy humilde: «Yo he ido con mi madre a Cáritas y durante muchos años solo comíamos pan con manteca». Pero asegura: «Éramos felices. Nunca he visto tristes a mis padres». De hecho, ha comentado en más de una ocasión el sentido del humor le viene especialmente de su padre, que fue tramoyista del Gran Teatro Falla.

Risas y claquetas

La primera vez que la vimos en televisión fue, allá por 1989, cuando se presentó a «Saque Bola», un concurso de humor presentado por Emilio Aragón en Canal Sur. Pero fue años más tarde, en 1994, cuando fue elegida para participar en «Genio y Figura», el programa de Antena 3 con el que se dio a conocer a nivel nacional y que le regaló a uno de sus mejores amigos, el Chiquito de la Calzada. Desde entonces, la humorista colaboró en varios programas más en esta cadena. Incluso llegó a presentar la gala «Inocente, Inocente» y las campanadas en Canal Sur; hasta que y Javier Sardá la fichó como colaboradora en «Crónicas marcianas» (Telecinco), programa en el que trabajó desde 1997, año en el que nació su hija Anna Ferrer, hasta 1999.

Aunque su colaboración en «In fraganti» y «El club de la comedia» ayudaron, fue su papel como protagonista en «¡Ala… Dina!» lo que terminó de catapultarla a la fama y, de paso, el que nos mostró sus dotes como actriz. Después de la ficción de La 1 vinieron otros títulos como «Mis adorables vecinos» (Antena 3) o «Ponme una nube, Rocío» (Canal Sur); sin embargo, la serie en la que seguro estás pensando es «La que se avecina», donde comenzó en 2010. La ficción de Telecinco nos ha permitido ver a Paz Padilla en la piel de La Chusa, la exnovia de Coque que llega al Mirador de Montepinar dispuesta a «pinchar» a más de uno.

Paz Padilla compaginó sus dotes como actriz, que también le han llevado al teatro con funciones como «Desatadas», con los de presentadora. «Vídeos, vídeos», «Hasta que la tele nos separe» o «El gong Show» son algunos de los programas en los que ha estado al frente, pero entre la larga lista destaca «Paz en la tierra», un late-night emitido en 2008 por Canal Sur que contó con monólogos, actuaciones musicales, entrevistas, concursos disparatados y reportajes. Hasta que en 2009 fue elegida para sustituir a Jorge Javier Vázquez al frente de «Sálvame» en las tardes de los viernes, aunque poco a poco ha ido cogiendo más responsabilidades en el espacio de Telecinco pese a no conseguir encajar del todo entre sus compañeros.

Pero no es el único programa de Mediaset en el que aparece. Paz Padilla se ha sumado al jurado de «Got Talent España», el concurso multidisciplinar presentado por Santi Millán. Junto a ella están los veteranos Risto Mejide y Edurne y la también debutante Eva Isanta. Parece imposible que a Padilla le queden tiempo o fuerzas para hacer algo más, pero la humorista también es una empresaria de éxito: tiene un hotel rural en Girona, un bar de tapas en Villaviciosa de Odón, localidad del suroeste de Madrid, y un chiringuito en Zahara de los Atunes; y además es toda una aficionada al fitness.

«Hago gimnasia, pesas, culturismo... Me pongo fuerte y desahogo. Estoy haciendo ahora todo que no hice en el colegio», explicó Padilla en su visita a «El Hormiguero». Aunque no sabemos cuál ha sido la verdadera motivación de Paz Padilla para cambiar su rutina, la humorista dio una idea de cuál es uno de los alicientes que le hacen ir al gimnasio todos los días. «Mi gimnasio está lleno de policías. Están que te mueres y muchos entrenan sin camiseta», aseguró entre risas.

Además de su faceta más sana, Paz Padilla no disimula a través de sus redes sociales que está enamorada. Su pasado amoroso no es del todo idílico. Paz Padilla se separó del padre de su hija, Albert Ferrer, en 2003 tras cinco años de matrimonio. «No paraba de llorar, sentía que los pilares de mi vida se tambaleaban», explicó la presentadora a «QMD». Sin embargo, actualmente está felizmente casada con el que había sido su pareja desde el instituto, Antonio Juan Vidal. «Estuvimos catorce años de novios, pero cuando yo empecé en la tele nos separamos. Él se casó, yo me casé… y nos reencontramos veinte años después».