ES NOTICIA EN ABC

Sálvame Carmen Borrego acepta someterse al «cambio radical» de «Sálvame»

La hija de María Teresa Campos sigue los pasos de su hermana y compartirá su transformación interior

Carmen Borrego aceptado el reto de «Sálvame»
Carmen Borrego aceptado el reto de «Sálvame» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Carmen Borrego se ha atrevido a cambiar muchas cosas de su vida en los últimos meses. No solo es una de las protagonistas indispensables de «Las Campos», sino que también se ha sometido a una operación estética que le ha cambiado el rostro para siempre. Una boca nueva y la ausencia de papada son las principales características de su cara, que ahora quiere acompañar con otros cambios.

Carmen Borrego acudió a «Sálvame» este martes porque el programa quería hacerle una proposición para que continuara con su cambio. En vez de regalarle una nueva operación estética, el programa ha querido aplicar el mismo sistema que ya probaron otros colaboradores del espacio para intentar cambiar su vida. Y Carmen Borrego lo ha aceptado.

Sesiones con nutricionistas, con coaches emocionales y con entrenadores personales intentarán cambiar por dentro a Carmen Borrego, aunque su figura también se podría ver beneficiada de estos cambios. En el momento en el que la hija de María Teresa Campos ha conocido la noticia, se ha mostrado muy feliz y ha aceptado el reto sin pensárselo, y a partir de la semana que viene comenzará a someterse a las primeras sesiones.

Terelu ya lo probó

Pero este sistema no es nuevo para la familia Campos. Tras superar el primer cáncer, Terelu Campos también se quiso someter a este tipo de asesoramiento personal multidisciplinar para mejorar tanto por fuera como por dentro, un hecho que ha podido servir para que la propia Borrego también se sometiera a esta especie de tratamiento.

Sin embargo, lejos de lo que se pudiera esperar, Terelu no mejoró demasiado en su tratamiento. Sus principales problemas llegaron con el entrenador personal, al cual no estaba muy por la labor de seguir sus indicaciones; y con el nutricionista, que le quitó los alimentos que más le gustaban a la presentadora.