ES NOTICIA EN ABC

Quirófano, adicciones y dietas milagro: los cambios físicos más drásticos de Sálvame

El bisturí, los injertos capilares y el ejercicio han transformado a los colaboradores más rentables de Sálvame, irreconocible después de varios años en el programa

El antes y después de Belén Esteban en Sálvame
El antes y después de Belén Esteban en Sálvame
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Dan tanto juego a diario que a veces cuesta recordar cómo eran cuando comenzó Sálvame: con la lengua igual de afilada pero irreconocibles físicamente. Los colaboradores del programa de Telecinco, quirófano, dietas o tintes mediante, ya no son los que eran, aunque la esencia, en realidad, siga inmutable a pesar de los años en su acidez habitual a la hora de criticar, sin reparo alguno, a todo famoso que se precie.

Protagonista desde que Sálvame echó a andar en 2009, poco queda de esa Belén Esteban que, a día de hoy, sigue siendo una máquina de titulares. Aunque en realidad, la primera vez que desfiló por el plató de Telecinco, la princesa del pueblo ya había pasado por quirófano y tenía poco de aquella mujer que enamoró a Jesulín de Ubrique. Las adicciones, además del evidente paso del tiempo, deterioraron el aspecto físico de la de San Blas, que no dudó en pedir ayuda al bisturí para lucir como lo hace en la actualidad.

Las dietas milagro también transformaron a los colaboradores de Sálvame, que han lucido a lo largo de los años diferentes tallas de ropa. Además de «sutiles» retoquitos para desafiar al paso del tiempo, Jorge Javier Vázquez, presentador estrella de Telecinco desde que comenzó en Sálvame, confesó tras protagonizar una portada de Lecturas el año pasado que había perdido 15 kilos, que ya son kilos, y que se encontraba en su peso ideal. Este año, lució también un nuevo color de pelo, que se tiñó de rubio platino para conservar una imagen juvenil en televisión.

Para transformación radical la de Carlota Corredera, que a base de deporte y una alimentación saludable consiguió bajar nada menos que 60 kilos, experiencia que relató en primera persona en el libro «Tú también puedes: Cómo conseguí perder 60 kilos y ganar salud».

Especialmente significativo ha sido el cambio físico de Víctor Sandoval, que ha conseguido, en parte gracia sa Sálvame, remontar la mala situación personal que vivió tras su drástica ruptura con Nacho Polo. Recientemente ya confesó que no se encontraba bien con su aspecto físico, por lo que se puesto en manos de José Manuel Gómez-Villar para tratar sus problemas capilares. No fueron los únicos retoques a los que se sometió el televisivo, aunqeu no necesitó pasar por el quirófano. En una imagen que él mismo compartió tras la intervención, se puede apreciar cómo su nariz está visiblemente más recta, y el resultado final: en Sálvame Okupa.