ES NOTICIA EN ABC

La ruleta de la suerte El error garrafal de una concursante de «La ruleta de la suerte»

Un tremendo fallo de ortografía le impidió resolver el panel a falta de una única consonante

La concursante había caído en «quiebra», pero su error provocó que se fuera con las manos vacías
La concursante había caído en «quiebra», pero su error provocó que se fuera con las manos vacías - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Muchas veces los nervios provocan malas pasadas a los concursantes de los programas de televisión. A pesar de que, desde el sofá de casa, parecen sencillas algunas preguntas o cuestiones, desde el plató la perspectiva cambia completamente. Y eso es lo que le debió de pasar a una de las últimas concursantes de «La ruleta de la suerte», que cometió un error que, seguramente, tarde en perdonarse.

Alba tenía el panel casi listo para resolverlo. Sin embargo, acababa de caer en la quiebra. Se había quedado sin el dinero acumulado en el marcador e iba a pasar el turno, con una sola consonante en el panel. Bajo la pista «¿quedamos?», se escondía la frase «sin planes, sin horarios y sin móviles», quedando la letra «v» de la última palabra por ser descubierta.

Fue tras caer en la casilla negra cuando Alba decidió utilizar uno de sus comodines. No recuperó el montante acumulado, pero al menos tenía una nueva tirada para jugar en «La ruleta de la suerte». De esta forma, volvió a probar suerte. En esta ocasión, recaló en la casilla de los 150 euros, por lo que se podría llevar dicho montante con, simplemente, decir dicha consonante. Sin embargo, Ana espetó «"b", de burro». Y, evidentemente, el panel no fue resuelto.

Acto seguido la propia protagonista empezó a lamentarse por lo sucedido. «¿No podéis cortar esto? Qué vergüenza», repetía. «Hemos sido un poco burros», dijo Jorge Fernández en un intento por quitarle importancia a lo sucedido. Tras esto, el turno, irremediablemente, pasó a su compañero, que, con 575 euros en el marcador, pudo resolver el panel sin ningún tipo de problemas. «Te han venido todas las vírgenes a ver», bromeó el presentador junto al afortunado joven que acababa de completar correctamente el panel.

Como era de esperar, poco tiempo hizo falta que las redes empezaran a clamar por lo que acababan de presenciar en «La ruleta de la suerte». Y es que el error no pasó desapercibido, a pesar de lo mucho que le hubiera gustado a Ana.