ES NOTICIA EN ABC

Rosa María Mateo presentó su dimisión al menos dos veces a la vicepresidenta

«Aguanta... No es el momento oportuno», respondieron a la administradora de RTVE desde Moncloa

Rosa María Mateo
Rosa María Mateo - EP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Rosa María Mateo, administradora provisional única de la empresa pública RTVE cooptada por el gobierno Sánchez mediante un real decreto, presentó la dimisión de su cargo al menos en dos ocasiones, según han confirmado a este cronista al menos tres fuentes distintas, una de ellas muy cercana a la todavía máxima responsable ejecutiva de la radiotelevisión pública.

«Ha tenido momentos buenos al inicio de su sorpresivo mandato, pero en general todo ha ido cuesta abajo...», subraya una fuente que forma parte del organigrama de RTVE. «Especialmente duro fue el momento en que se conoció que utilizó una sociedad instrumental, en la que también figuraba su hijo, para tratar de evadir impuestos… Ese tema la sacó de sus casillas…», continúa la misma fuente. Esa fue una de las ocasiones en las que pidió ver a la vicepresidenta Carmen Calvo y le dijo que deseaba irse «cuanto antes». Calvo le respondió que no era el momento, que tenía que aguantar porque su marcha le creaba un serio problema al Gobierno, que tendría que consensuar de nuevo un nombre con Podemos, PNV, Pdcat, Bildu y ERC y «lo más urgente es la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado…».

Su salida fue atacar a Ramón Moreno, portavoz del Partido Popular en la Comisión Mixta de Control Congreso/Senado, tildándole de «mezquino y miserable», epítetos que fueron retirados en una comparecencia posterior con disculpas incluidas por parte de la señora burgalesa. El Gobierno no aceptó su dimisión porque había ya media docena de cargos, entre ellos varios ministros, que habían utilizado los mismos métodos para su optimización fiscal. Y no estaba para esas bromas después de los despidos fulminantes de Máxim Huerta y Carmen Montón, aunque esta por falsear currículum académicos.

Otro de los momentos amargos de Rosa María Mateo fue cuando se descubrió que había mentido en su currículum profesional y académico. En la web de RTVE aparecía como licenciada en Ciencias Políticas, cosa falsa que ella misma aceptó, aunque no se le ocurrió otra salida para justificar la mentira que echar la culpa a internet, como si el artilugio tecnológico escribiera por sí solos los méritos profesionales de la gente.

Caída de audiencias y externalizaciones

Después vino la adquisición en sistema leasing de un automóvil oficial Lexus para los traslados de la administradora provisional única, que fue reprochado por los sindicatos.

Pero el auténtico talón de Aquiles de Mateo en estos seis meses ha sido y es el «desastre sin paliativos en las audiencias de RTVE, especialmente en los servicios informativos…», reconocido sin ambages por directivos de su equipo. Las purgas de profesionales de la casa y tertulianos, sustituidos por gentes sin talento para los asuntos televisivos y de un feroz sectarismo, han expulsado de sus informativos a casi 400.000 televidentes. El asunto de las audiencias no es mejor en RNE, camino por completo de la marginalidad.

TVE cosechó el último mes una media del 9,8% de cuota, el peor dato en los 28 últimos meses. «Todo lo han contaminado con amiguetes, familiares y personajes profesionalmente sin fuste pero que han ascendido porque hicieron méritos, presionando a compañeros en las redacciones con los “viernes negros”». Apuntan a varios que forman parte del Consejo de Informativos, en especial, y citan a un redactor que entró en TVE como «interino» y no aprobó las oposiciones realizadas en RNE y le han dado pantalla y plus, señalan fuentes sindicales.

Esta es una de las razones esgrimidas por el Comité Intercentros en una nota hecha pública en la madrugada del pasado sábado para pedir lisa y llanamente a las Cortes Generales el «cese inmediato» de Mateo. Añade el Comité como otra de las razones la «continua externalización de programas», con lo que da a entender que hay algún interés en favorecer a los amigos con productoras.

«Llevamos razón»

A Ramón Moreno, el diputado del PP que ha sido el principal fiscalizador de la gestión de Mateo durante su tiempo de jefatura en RTVE, no le ha extrañado «lo más mínimo» el durísimo comunicado de los trabajadores de RTVE en toda España. «Son ellos los que me vienen a dar la razón en mis constantes denuncias al “desastre Mateo” y su equipo mediocre profesionalmente y políticamente sectario… Son seis meses “negros” en las purgas intolerables y antidemocráticas, en el sectarismo informativos, los errores garrafales en los telediarios, en una pésima gestión de los recursos y en la obediencia disciplinada al Gobierno y sus socios… Ahí tienen el resultado… Aunque Moncloa intentará apurar la etapa de la administradora por razones políticas que todos conocemos», finalizó el diputado por Zaragoza.

Las apuestas en la comunidad periodística y profesional están a favor de su marcha, aunque a nadie se le oculta que el Gobierno intentará sujetarla contra viento y marea y, sobre todo, contra los propios intereses vitales de la administradora.