ES NOTICIA EN ABC

Ricky Martin, la mermelada y otros bulos que nos creímos por culpa de la televisión

Recordamos aquí algunas de las fake news que se expandieron sin necesidad de Twitter

Los mentideros decían que Piero, concursante de «Gran Hermano»., había caído en la droga y vivía en la Cañada Real de Madrid
Los mentideros decían que Piero, concursante de «Gran Hermano»., había caído en la droga y vivía en la Cañada Real de Madrid - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque nos creamos que se trata de una novedad, los bulos y las fake news ya existían antes de Twitter y de Whatsapp. Con la irrupción de la televisión en casi todos los hogares del mundo la pantalla se convirtió suministradora de realidad, aunque en ocasiones sirviese para difundir leyendas urbanas o acontecimientos que nunca tuvieron lugar. Hacemos aquí un repaso de algunos de estos bulos, la mayoría protagonizados por personajes famosos, que se popularizaron gracias a la televisión.

El accidente de Ana Obregón

Se trata de un bulo que estuvo muy extendido en Estados Unidos, Colombia e Italia, con protagonistas diferentes en cada país. En España fue Ana Obregón quien cargó con la historia. Los mentideros decían que la actriz y presentadora se encontraba en pleno vuelo intercontinental cuando uno de sus pechos de silicona estalló. Físicamente es algo imposible, ya que si los implantes de silicona tienen resistencia suficiente para no reventar por la presión aérea. Obregón desmintió la historia asegurando que «lo único que me ha estallado en un avión ha sido el tímpano. Y lo pasé muy mal. Me tuvieron que operar rápidamente y quedó perfecto».

De «Gran Hermano» a Las Barranquillas

TVE

En un capítulo de «Comando Actualidad», el programa de reportajes de TVE, apareció en la Cañada Real madrileña, famosa por la venta de heroína, un joven drogadicto con la cara tapada al que solamente se le veían sus ojos, de un azul intenso. El joven contaba a la cámara que era italiano y había llegado a España para participar en un concurso televisivo. En Internet empezaron las habladurías que decían que se trataba de Piero, un concursante de la novena edición de «Gran Hermano». Unos meses después, Piero apareció en un plató de Telecinco en perfecto estado de salud para desmentir los rumores.

Anne Igartiburu hermafrodita

RTVE

Esta es otra de las leyendas urbanas que todos hemos oído alguna vez en nuestra vida. Los rumores decían que Anne Igartiburu, presentadora y actriz de gran popularidad, era hermafrodita, es decir, que tenía órganos sexuales masculinos y femeninos. Otras versiones afirmaban que la vasca padecía una supuesta enfermedad llamada «Síndrome de Morris», de la que también estaría infectada Nicole Kidman. La leyenda fue desinflándose con el tiempo y recibió un estacazo definitivo cuando, en 2016, se quedó embarazada después de haber adoptado a tres hijos.

Ricky Martin y la mermelada

Esta es posiblemente la leyenda urbana más difundida en la historia de nuestra televisión. «Sorpresa, Sorpresa», el programa de Antena 3 que en 1999 presentaba Concha Velasco, recibía a unos padres que querían sorprender a su hija adolescente presentándole a Ricky Martin. Supuestamente, el cantante se escondió en el armario de la joven para sorprenderla cuando entrase en la habitación. La adolescente, ignorando que está siendo grabada, cogió un bote de mermelada, se la untó en la zona genital de su cuerpo y llama a su perro para que la lamiese. Días más tarde, Antena 3 se vio obligada a desmentir la información, que llegó a ser investigada por la Fiscalía del Menor y acaparó la portada de varias revistas sensacionalistas.

La falsa hermana de Sara Carbonero

En el año 2010, el periódico El Mundo publicó una noticia con un impactante titular: «Cristina Carbonero, hermana de Sara, podría estar saliendo con un jugador del Barça, Bojan Krkic». La tal Cristina tenía entonces 21 años y era estudiante de periodismo. Al poco tiempo se demostró que nada tenían que ver Cristina y Sara, más que compartir un apellido que llevan 1629 españoles según el Instituto Nacional de Estadística. Pero no solo se desmentió el parentesco entre las dos, sino también la supuesta relación de Cristina con el futbolista culé.

Carmen Sevilla y el parapléjico

Si por algo se recordará a Carmen Sevilla como presentadora será sobre todo por sus antológicas metidas de pata: se confundía con los títulos de las películas, llegó a plató en zapatillas, se olvidaba de lo que tenía que decir...Todo es cierto, pero una de las anécdotas que corren sobre sus gazapos es falsa. Cuenta la leyenda que, un buen día, la presentadora llamó por teléfono para anunciarle a un niño que había ganado una bicicleta. Al otro lado del teléfono, el premiado respondió que «no puedo usarla porque soy parapléjico», a lo que Sevilla replicó admirada: «¡Bonita profesión!».