ES NOTICIA EN ABC

Supervivientes El reencuentro más tenso entre Isabel Pantoja y Chelo García Cortés

Las que un día fueran grandes amigas volvieron a verse las caras cinco años después

Así fue el salto de Isabel Pantoja, el momento televisivo más esperado del inicio de Supervivientes 2019

Supervivientes: Isabel Pantoja ya no es la favorita de la audiencia de Supervivientes; Violeta, primera salvada

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Supervivientes» se ha estrenado en Telecinco anotando el mejor dato de la historia del programa: 36,5% de cuota de pantalla. Anoche en la cadena de Mediaset se juntaban varios factores que auguraban el refrendado éxito: la reaparición de Jorge Javier Vázquez, el salto de Isabel Pantoja desde el helicóptero, las trifulcas en plató entre los hijos de la tonadillera... El programa, que domina a la perfección el arte de generar expectativas, cebó el que, a todas luces, era el gran reencuentro del programa: el de Chelo García Cortés e Isabel Pantoja.

Ambas concursantes, amigas en el pasado, volvían a verse las caras cinco años después de que su estrecha relación terminara por culpa de la periodista. Al parecer, la colaboradora de «Sálvame» cedió su casa como «nidito de amor» a Chabelita cuando esto era menor de edad, algo que Isabel no le perdona. Las examigas tenían que verse las caras y el programa, claro está, dispuso todo lo necesario para que la audiencia disfrutara de ese momento.

Chelo García Cortés se columpiaba en soledad mientras, a su espalda, Isabel Pantoja entraba lentamente como si de un escenario se tratara. El look, desde luego, lo tenía: un bañador de lunares, un pareo a modo de falda y una flor en el pelo le daban el aire de folclórica del que probablemente no se desprenderá en días venideros.

El reencuentro fue del todo tenso. A Chelo García Cortés se le notaban las ganas de retomar la relación e hizo todo lo posible, pero Pantoja no puso mucho de su parte. Correcta, y sin entrar en polémicas, la cantante se apresuró a asegurar que la convivencia sería agradable, pero nada más. Tras un breve intercambio de cumplidos, el silencio incómodo invadió el encuentro. «Tenemos días para hablar y mirarnos a los ojos», dijo Chelo. «Vaya reencuentro más frío», dijo Jorge Javier Vázquez tras el momento.

«Es que no sé ni cómo le hablas», continuó el presentador. «Yo he venido a pasarlo lo mejor posible porque era la ilusión de mi vida. Seremos concursantes, yo no tengo nada más que hablar, la verdad. Una cosa es ver a Chelo y otra cosa es... otras cosas». Sobre la conversación pendiente, la cantante dio a entender que, de momento, no se producirá: «Todo llegará», dijo, sin embargo, Chelo García Cortés.