ES NOTICIA EN ABC

«Prodigios» infantiles para disfrutar con la música clásica en prime time

Nacho Duato, Ainhoa Arteta y Andrés Salado serán los jueces de este nuevo concurso que se estrena hoy (22.35)

Prodigios
Prodigios - TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«El entretenimiento y la música clásica no están reñidos». Esta es la máxima que ha guiado la puesta en marcha de «Prodigios», el nuevo concurso de La 1 que mostrará, a partir de esta noche (22.35) y durante cinco semanas, las habilidades para la música clásica y la danza de 27 niños y niñas de entre 7 y 16 años. Boris Izaguirre será el maestro de ceremonias que conducirá el programa, Por su parte, Paula Prendes acompañará a los concursantes y a sus familiares antes de subirse al escenario del Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, donde los pequeños interpretarán piezas como «Ave María», «Casta Diva» y una reinterpretación de «Bohemiam Rhapsody», de Queen, entre otras. Para juzgar cada actuación, amenizada con la música de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, el programa contará con tres artistas de primer nivel: la soprano Ainhoa Arteta, el bailarín y coreógrafo Nacho Duato y el director de orquesta Andrés Salado.

Los aspirantes han sido seleccionados en conservatorios repartidos por todo el país. El ganador recibirá el trofeo que le acredita como «Prodigio del año», 20.000 euros y un curso intensivo de perfeccionamiento en el centro de alto rendimiento musical de la Universidad Alfonso X El Sabio. Cada una de las cinco entregas del concurso contará, también, con la actuación de artistas consagrados como Raphael, que acudirá al estreno.

Este formato, producido por Shine Iberia («MasterChef»), viene avalado por el éxito obtenido en Francia, donde lleva ya siete temporadas en emisión. También se puede ver en Albania e Italia. «TVE ha apostado por un contenido inédito para el horario estelar. Ojalá despertemos, en el mayor número posible de espectadores, la pasión por estas disciplinas. Para los niños concursantes son su afición, aunque siguen jugando a la consola como cualquier otro», reconoce Ana Rivas, directora de entretenimiento de Shine Iberia.

«Despacito», por Beethoven

«No hay nada como estar bien dirigido. “Prodigios” es un programa de televisión que no pierde la tensión en ningún momento. Deseo que la gente acepte este tipo de música. “Prodigios” es “Despacito” a ritmo de Beethoven», bromea Izaguirre. Paula Prendes se mostró también encantada por poder hablar con los pequeños concursantes «como adultos». «Hubo mucha complicidad, para ellos el objetivo era disfrutar esos momentos junto a sus compañeros», recuerda.

Por lo que respecta a los miembros del jurado, la cantante lírica Ainhoa Arteta asegura que la experiencia ha sido «inolvidable»: «No ha habido un solo programa en el que no haya llorado. Cuando lo vea la audiencia me van a llamar la plañidera de la televisión». «“Prodigios” no es un espectáculo más de niños haciendo televisión, sino que son verdaderos embriones de los que saldrán los grandes artistas del futuro en este país», añade. «Para hacer lo que hacen estos niños hay que tener la sensibilidad de un artista y la capacidad de un atleta. Les he corregido con muchísimo respeto y me siento muy identificado con ellos», reconoce Duato. «“Prodigios” pone en valor el futuro de las disciplinas clásicas y las acerca al gran público a través de las nuevas generaciones», sentencia Salado.