Es Noticia
Gran Hermano Dúo

Primeros compases de un «GH DÚO» minado de enemistades entre concursantes

Dieciséis concursantes divididos en dos tríos y cinco parejas competirán por los 100.000 euros de premio

TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Telecinco estrenó este martes «Gran Hermano Dúo», una nueva versión del célebre reality de la cadena en el que los concursantes compiten en pareja. Los martes y los jueves serán los días en los que habrá programas que sigue presentando Jorge Javier Vázquez. Por su parte, los debates serán conducidos por Jordi González. El reality durará tres largos meses, en los cuales los dieciséis aspirantes tendrán que convivir en la casa de Guadalix de la Sierra.

La casa ha sido reformada para incorporar «elementos y estancias que permitirán a los concursantes disfrutar de momentos en pareja», por lo que es posible que tengamos por delante un programa de lo más interesante. «La casa se ha adaptado al mundo de la pareja», contó el Súper.

«Aquí vienen a concursar parejas felices, parejas en crisis y exparejas que casi no pueden ni mirarse a la cara», contó Jorge Javier al comenzar el programa, «varios de los concursantes no saben con quién van a concursar y tampoco el público conoce el cásting completo». En el momento en que empezó la gala estaban confirmados diez concursantes: Kiko Rivera y su mujer Irene Rosales, Antonio Tejado y Candela Acevedo, Ylenia Padilla, Alejandro Albalá y Sofía Suescun y Yurena.

Nada más salir a plató JJ se dirigió a Maite Galdeano, madre de Sofía Suescun, para lanzar el primer puñal de la temporada. «Año nuevo, cara nueva, ¿no?», dijo con sorna el presentador, «no te han quitado los puntos. Te ha operado un chino». Galdeano se tomó el chiste con humor y le dijo a JJ que estaba encantada con su nuevo aspecto. A pocos metros de Galdeano estaba Paz Guerra, madre de Alejandro Albalá. Ya en este primer encuentro tuvieron un pequeño desencuentro, lo que no será más que un preámbulo de lo que nos espera los próximos meses.

Poco después JJ anunció el nombre de otra de las concursantes. María Jesús Ruiz, concursante en la última edición de «Supervivientes», llegó al salón sin saber junto a quién participaría. Y es más preciso decir junto a quienes, pues desconocía que formaría parte de un trío y no de una pareja. Al cabo de un rato entró en el confesionario el empresario Julio Ruz, que en octubre iba a casarse con Ruiz pero la boda se canceló pocas semanas antes. En cuanto se vieron mantuvieron un largo e incómodo silencio y empezaron a hacerse reproches y darse puñaladas entre ellos.

La discusión fue bastante bronca, y María Jesús empezó reprochándole a su expareja que se presentase a un programa televisivo: «Tú siempre dijiste que nada de tele, ¿por qué haces esto ahora? ¡Yo esto no lo voy a aguantar, Jorge!». Luego Julio empezó a hablar sobre la familia de María Jesús, lo que terminó de indignar a la andaluza. Muy enfada, empezó a gritarle ante las cámaras a su expareja que «seguirás con resaca de la fiesta de ayer. ¡Mira cómo tienes los ojos de rojos! ¡Que pongan primer plano para que se vea!».

Luego tuvimos una larga y tediosa discusión entre Albalá y Suescun en la que, por supuesto, intervinieron sus madres. La conversación fue una reedición de las tantas que vimos en «Supervivientes», en las cuales se echaban en cara mutuamente los motivos de su ruptura. También quedó claro enseguida que Albalá no solo iba a tener conflictos con su expareja, y es que su relación con Kiko Rivera, su excuñado, no es muy fluida.

En la primera prueba del programa los aspirantes debían subir unas escaleras embadurnadas de aceites resbaladizos para tocar la campana que había arriba del todo. Los primeros en lograrlo se hospedarían durante una semana en la suite, la única habitación privada de la casa. Los ganadores resultaron ser Ylenia, Fede y Raquel.

A lo largo de la noche fueron sucediéncose encontronazos y peleas entre numerosos de los aspirantes de «Gran Hermano Dúo». Sofía Suescun se encontró con Raquel Lozano y pasaron juntas un momento muy tenso en el confesionario. Suescun le dijo a la recién llegada que era una envidiosa que soñaba con ser como ella y por eso la criticaba. También se destapó el mal rollo que hay entre Carolina Sobe y Fortu Sánchez, y veremos cómo se desarrolla en las próximas semanas.

Tal y como empezaron las cosas el primer día, todo indica a que tenemos por delante un programa que dará mucho de qué hablar.