ES NOTICIA EN ABC

El presentador televisivo favorito de Trump se refugia en… Portugal

Clayton Morris, acusado de un fraude millonario, era una gran estrella en la cadena Fox

Clayton Morris en «Fox News»
Clayton Morris en «Fox News»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Era el presentador (de la cadena ultraconservadora Fox, claro) favorito del mismísimo Donald Trumpde entre todos los que pueblan la TV norteamericana… y ahora Clayton Morrisha huido de los Estados Unidos para instalarse en un lugar no identificado de Portugal.

Sí, el busto parlante de las noticias de Fox News (no precisamente un modelo de ecuanimidad informativa) y rostro visible del programa de gran audiencia «Fox & Friends» lleva dos años fuera de la todopoderosa cadena controlada por el magnate australiano Rupert Murdoch, conocido por su habitual sustento mediático del Partido Republicano, al igual que gestiona en Reino Unido los diarios «The Sun» y «The Times».

Fue en 2017 cuando un oscuro asunto apartó a este expresentador estelar del periodismo audiovisual en activo. De la noche a la mañana, se convirtió en un ejecutivo agresivo, dedicado a ejercer como asesor e inversor inmobiliario. De hecho, fundó la firma especializada «Ocean Point Investments».

Pero, ¿por qué cambiar de oficio de una manera absolutamente repentina? ¿Es por la misma razón que acaba de aterrizar en Portugal? Pues porque pesan sobre él graves acusaciones de fraude millonario a través de una estafa piramidal.

Al menos 35 de sus clientes han presentado denuncia contra Clayton Morris por haberles birlado miles y miles de euros al prometer cuantiosos intereses a quienes se animaran a invertir siguiendo sus directrices. Finalmente, todo era puro teatro y no había ninguna inversión real, por lo que las personas implicadas se quedaban sin el dinero que habían anticipado.

Por tal motivo, este personaje ha escapado de su país y se ha refugiado en algún enclave de la costa alentejana o del Algarve. De momento, no se sabe más, como tampoco se ha pronunciado al respecto el peculiar presidente de Estados Unidos, quien por cierto tiene prevista una visita oficial a suelo portugués a mediados o finales del próximo mes de agosto.

Morris le echa la culpa de todo a Bert Whalen, su antiguo socio, aunque lo cierto es que pueden rastrearse en internet varios vídeos suyos en los que ofrece pistas acerca de cómo encauzar las inversiones particulares.

Su esposa, Natalie, y él niegan de manera rotunda tener algo que ver con la trama de engaño que ha salido a la luz. Su presencia en suelo portugués se justifica por el miedo a que la investigación del caso pueda desembocar en su detención, por lo que prefiere mantener un halo de misterio acerca de su paradero actual.

La trampa que, al parecer, había urdido Mr. Clayton consistía en recibir inversiones de muchas personas, a las que engatusaba diciendo que iban a obtener elevados beneficios en forma de intereses.

Las 35 personas que protagonizan la primera macrodemanda en su contra dicen que será en 2020 cuando se descubran los vericuetos de este fraude que ya ha hundido la carrera del escurridizo Morris.