Es Noticia

Un presentador egipcio, condenado a un año de prisión por entrevistar a un homosexual

El periodista ha sido acusado de «promover el libertinaje y la homosexualidad» al permitir la aparición de un hombre gay en su programa de televisión

El presentador Mohamed al-Gheiti , en una imagen de archivo
El presentador Mohamed al-Gheiti , en una imagen de archivo
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El pasado agosto el periodista egipcio Mohamed al-Gheiti entrevistó en su programa de televisión a un hombre homosexual, una comunidad muy perseguida en el país. El periodista sabía que el encuentro sería polémico y que le provocaría algún que otro quebradero de cabeza. Lo que no se imaginó es que terminaría siendo condenado por un tribunal de asuntos menores de El Cairo a un año de prisión, otro de vigilancia policial y una multa de 3.000 libras egipcias (147 euros) por «promover el libertinaje y la homosexualidad».

Mohamed al-Gheiti, conocido por su lealtad al régimen del presidente Sisi y su hostilidad hacia los derechos de los homosexuales, entrevistó a un hombre que aseguraba haber sido trabajador sexual desde que tenía apenas 13 años. El entrevistado, a quien le ocultaron el rostro para dificultar su identificación, contó sin tapujos las relaciones que había mantenido con otros hombres y los beneficios que aportaba la prostitución masculina.

Gheiti no dudó en mostrar su rechazo a la homosexualidad, la cual tachó de «desviación» y «enfermedad», durante la entrevista. Sin embargo, Samir Sabri –un abogado conocido por haber presentado cientos de denuncias contra el gremio de actores y quien ha presentado la demanda contra Gheiti– aseguró que el hecho de hablar sobre el tema con un «homosexual practicante» violó las normas sociales y religiosas, y que contar la experiencia de un hombre que tuvo relaciones sexuales por dinero podría alentar a otros.

La difusión de esta entrevista volvió a reabrir el debate y provocó que aumentara la censura del régimen del ex jefe del ejército Abdelfatah al Sisi, que encabeza desde su llegada al poder una cruzada contra la comunidad homosexual. El Consejo Supremo para la Regulación de Medios (SCMR) suspendió la emisión del canal durante dos semanas por haber cometido «violaciones profesionales», el mismo organismo que emitió en octubre de 2017 una orden prohibiendo cualquier forma de apoyo a la comunidad LGTBI en los medios de comunicación, según recuerda Europa Press.

El organismo indicó que la homosexualidad es «una enfermedad vergonzosa» que no debe ser promovida por los medios, resaltando que los homosexuales sólo pueden aparecer en los mismos «para arrepentirse». «Los medios egipcios deben recalcar los daños de difundir este fenómeno (la homosexualidad)», afirmó entonces el presidente del organismo, Makram Mohamed Ahmed. Así, manifestó que «las últimas campañas promocionales que apoyan la presencia LGTBI en Egipto la presentan como un tipo de Derechos Humanos». «Eso no es así, ya que la homosexualidad entra en contradicción con la humanidad y las religiones», remachó.