ES NOTICIA EN ABC

La polémica cobertura informativa de la guerra del taxi

Antena 3, Telecinco y laSexta ocupan sus matinales con el pulso que los taxistas mantienen en los últimos días contra el Gobierno y las comunidades autónomas

Ana Rosa, durante la tertulia dedicada en su programa a la huelga del taxi
Ana Rosa, durante la tertulia dedicada en su programa a la huelga del taxi - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Han pasado ya diez días desde que se comenzó la huelga indefinida de taxis, y esta crisis ha llegado a la televisión. Tras el caso Julen, las televisiones dedicaron la mañana al pulso que los taxistas mantienen en los últimos días contra el Gobierno y las comunidades autónomas. Los conductores, que se encuentran ya en la décima jornada de paros indefinidos, continúan tomando varias calles de la Comunidad de Madrid.

Uno de los protagonistas de la huelga es Tito Álvarez, más conocido como el «Mesías del Taxi». El portavoz de Elite Taxi y abanderado de los taxistas de Barcelona arremetió contra Fernando Grande-Marlaska por las actuaciones policiales durante la jornada de paros del gremio: «Cómo es posible que un ministro de izquierdas, que es gay, mande a la Policía a reprimir al pueblo. Mandan a unos trabajadores a reprimir a otros trabajadores, esto es increíble, la gente está alucinando con los socialistas, yo no me lo explico, de verdad», afirmó el trabajador en un audio dirigido a los medios de comunicación.

Susanna Griso criticó los argumentos que Álvarez utilizó para menospreciar a Marlaska: «Hacer referencia a la condición sexual del ministro no aporta nada. Te lo podías haber ahorrado. Te lo digo por el riesgo de que te llamen homófobo, que es lo que está pasando». Ana Rosa fue más allá y no dudó en destapar al supuesto mesías. «Lleva desde 2014 conduciendo un taxi sin licencia, en 2017 se quedó sin puntos, ha tenido 14 juicios y es uno de los habituales de los Boixos Nois (grupo ultra del Fútbol Club Barcelona)», afirmó la periodista.

Pero no fue el único encontronazo de la presentador de «El programa de Ana Rosa» con un taxista. El pasado lunes entrevistó a José Miguel Funez, miembro de la Junta Directiva de la Federación Profesional del Taxi de Madrid. Funez, quien aseguró que los medios de comunicación estaban demostrando parcialidad en sus informaciones, recibió una respuesta tajante por parte de Quintana: «Por ahí no vayas, hay una cosa que se llama libertad de expresión, al igual que tú tienes libertad de decir lo que piensas, otras personas también. No matemos siempre al mensajero».

Los matinales siguen reservando un hueco en sus escaletas para una huelga que está cambiando la opinión de muchos en unos días en los que los taxis siguen parados y las VTC ven como las descargas de sus aplicaciones siguen aumentando. Pero ¿qué era una VTC?, se pregunta Hughes en su columna «El desesperante tratamiento informativo de la crisis del taxi en televisión». «Una limusina, o los coches que contratamos en los aeropuertos para evitar la cola del taxi. Vehículos que no se definen por el traje del chófer, sino por precontratar precio y servicio, llevar una hoja de ruta, etc. Y esos libérrimos y ubérrimos VTC comenzaron a funcionar como taxis "de facto". Esto ya lo advirtió el diputado Celso Delgado, del PP, cuando se tramitaba la ley: "Se va a crear una actividad del taxi en cierta medida paralela y desregularizada"».

«Los taxistas, engañados por el gobierno ZP, piden regulación (la competencia es autonómica) y no obtienen nada. Ábalos calla y Casado, rearmado ideológicamente, tiene la receta: liberalizarlo todo, todo lo demás excepto lo suyo: ¿por qué no liberalizan las listas de partidos?», continúa el columnista. Hay muchas hipotéticas soluciones al conflicto, pero de momento nadie quiere responsabilizarse de la situación. Mientras tanto, las televisiones seguirán enviando a valientes reporteros a cubrir una huelga hostil, que no admite a cualquier periodista porque son parciales. ¿O son ellos los que no están sabiendo transmitir su mensaje?