Es Noticia

De parar una misa a liarla en «GH VIP»: Así han sido los grandes momentos de Aída Nízar

Se ha consagrado como una de las concursantes más polémicas de todos los tiempos y nos ha ofrecido millones de grandes momentos

Aída Nízar en su fotografía como concursante de «Gran Hermano VIP»
Aída Nízar en su fotografía como concursante de «Gran Hermano VIP» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Lo de Aída Nízar es de otro mundo. Se ha convertido en cuestión de unos años en uno de los personajes televisivos más jugosos de todos los tiempos. Contar con ella en cualquier formato ha sido un grandísimo reclamo de audiencia. En Telecinco esto lo sabían, por eso no le queda apenas platós de la cadena que pisar (Pasapalabra y poco más). Ella ha sido capaz de hablar con Dios, interrumpir una misa o, incluso, excrementar en un sitio poco apropiado en un reality show.

La elegida de Dios

Aída Nízar tras pronunciar una de sus míticas frases en «GH 5»
Aída Nízar tras pronunciar una de sus míticas frases en «GH 5» - MEDIASET

Hace ya quince años que recibimos en la vida de toda España a Aída Nízar. Hablamos del año 2003 cuando Aída Nízar entró en la casa de «Gran Hermano 5». Esta edición es muy recordada por todos también por otro personaje, Fresita, que consiguió hacerse con el premio. Pero en el otro punto de la balanza se encontraba Aída Nízar.

La vallisoletana se convirtió en la primera expulsada de la edición, cuando tan solo llevaban once días de convivencia. Sin embargo, todos aun recordamos aquél momento de Aída, echada en una tumbona, hablando con el altísimo: «Dios mío, ¿por qué me hiciste así, tan diferente?». Ciertamente, tras quince años no lo sabemos todavía, pero hay gente que aun da gracias en las iglesias de la llegada de Aída hasta sus vidas, y otros tantos que aborrecen su presencia en televisión.

Volteada por un toro

Aída Nízar siendo embestida por un toro en las fiestas de Villanueva de la Serena
Aída Nízar siendo embestida por un toro en las fiestas de Villanueva de la Serena - ATRESMEDIA

Aída Nízar no solo ha hecho las veces de carne de reality show, sino que también ha aprovechado su fama para trabajar como reportera. Han sido muchos y variados los programas de televisión que han contado con ella. Uno de ellos fue «En antena», un programa vespertino de Antena 3. Y allí sufrió un percance que todos aun recordamos.

Se desplazó hasta las fiestas patronales de Villanueva de la Serena, en Badajoz, y decidió entrar a participar como un vecino más en la capea popular. Intentando hacer recortes al todo, Aída se veía completamente vestida de rojo, junto a una muleta a juego. Y, tal y como se puede presagiar, Aída Nízar terminó revolcada por el animal, que no dudó en dirigirse directamente hacia ella para embestirla en más de una ocasión.

Agredida en pleno reportaje

Aída Nízar, agredida en «Sálvese quién pueda»
Aída Nízar, agredida en «Sálvese quién pueda» - MEDIASET

Que Aída Nízar no se corta no es nada nuevo para ninguno tampoco. Y esto es lo que la llevó a acabar siendo la estrella de la sección de reportajes «Sálvese quién pueda» en «Sálvame». En estos reportajes, Aída se mostraba en estado puro, dejando claro cuáles eran sus formas a la hora de hacer reporterismo.

Uno de los momentos que vivió en plena grabación de uno de los episodios fue cuando acudió a Ciudad Real, cuando acudía a cubrir unas denuncias de unas personas que aseguraban que los gitanos les hacían imposible disfrutar de un día de descanso en el río. Pero cuando Aída llegó calentó los ánimos en exceso y acabó recibiendo varias bofetadas y golpes, teniendo que salir casi huyendo del lugar.

El escándalo de «Supervivientes»

Aída Nízar durante la batería de preguntas a Rosa Benito
Aída Nízar durante la batería de preguntas a Rosa Benito - MEDIASET

La que había sido hasta hace poco la edición más vista de «Supervivientes» en España tuvo una gran protagonista indiscutiblemente: Rosa Benito. Ella se alzó con el premio, al tiempo que su entonces cuñado, Ortega Cano, se encontraba ingresado tras sufrir el fatídico accidente de tráfico.

Aída había sido la primera expulsada de la edición, pero el programa le decidió dar una nueva oportunidad siendo repescada. El problema llegó cuando empezó a hacerle una serie de preguntas malintencionadas a Rosa Benito, sabiendo la vallisoletana lo que había sucedido en España mientras la peluquera de Rocío Jurado concursaba. Una escena que muchos consideraron como asquerosa, y que consiguió que la sombra de Aída Nízar creciera aun más.

El escándalo de «Madre» y Jorge Javier en el plató

La madre de Aída Nízar y Jorge Javier Vázquez discutiendo en el plató de «Supervivientes»
La madre de Aída Nízar y Jorge Javier Vázquez discutiendo en el plató de «Supervivientes» - MEDIASET

Ha sido una de las broncas más sonadas de la historia de la televisión en España. Jorge Javier se estaba dirigiendo a Aída, aun en la isla, para decirle que había sido expulsada disciplinariamente. Durante la conversación, Mari Ángeles, la madre de Aída Nízar, se metía en medio de la conversación entre el presentador y su hija. A gritos y falsos lloros, Mari Ángeles, también llamada popularmente como «Madre», le pedía que repitiera los insultos que le había dedicado el presentador a su hija.

«Enferma» fue uno de los calificativos que le dedicó el presentador y que hicieron que Mari Ángeles se encarara al presentador y que terminó con su madre llorando en el plató de televisión tras casi diez minutos de intensa discusión.

Las broncas con Irma Soriano

Aída Nízar volvió a entrar en «Gran Hermano VIP» para regresar en el programa que consiguió hacerla famosa. Dentro de la casa encontró una enorme enemiga: Irma Soriano. La presentadora y la elegida de Dios tuvieron muchos enfrentamientos, algunos de ellos verdaderamente desagradables.

Cuando Aída supo que Elettra Lamborghini había hecho una especie de conjuro contra la Nízar, decidió enfrentarse a Irma. Hasta tal punto que acabaron en dos ocasiones durante el mismo enfrentamiento encaradas y tuvieron que ser separadas, mientras el súper les pedía que cesaran dicha actitud.

Aída Nízar contra el sargento Matamoros

Kiko Matamoros y Aída Nízar en «GH VIP»
Kiko Matamoros y Aída Nízar en «GH VIP» - MEDIASET

En la estancia en «Gran Hermano VIP» también entró en la casa, durante una semana, Kiko Matamoros. El colaborador de «Sálvame» formaría parte de la prueba semanal, siendo el «Sargento Matamoros», y su gran piedra en el zapato fue Aída Nízar.

A pesar de la rebeldía nata de la vallisoletana, Kiko consiguió domarla a base de respuestas cortantes y castigos físicos, como hacer flexiones o correr en torno al patio de la casa. Pero los momentos que nos ofrecieron fueron tremendamente divertidos.

Sobre Aída Nízar y su puntería

La edición de «Gran Hermano VIP» en la que participó Aída está plagada de grandes momentos protagonizados por ella misma. Uno de los grandes momentos fue cuando intentaron gastarle una broma a la vallisoletana. Ella denunciaba que el baño no estaba especialmente limpio, y decidieron vengarse de ella.

Haciendo una pasta a base de cacao en polvo, dejaron ropa interior manchada con la mezcla en el baño con el propósito de que Aída se lo encontrara. Pero cuando ella lo vio, decidió tomarse la venganza por su cuenta, defecando en el suelo junto al retrete. Cuando Alyson fue a pedirle explicaciones, Aída le contestó que «cuando gastas una broma la mierda te puede caer encima», y no podría haberlo explicado mejor viendo el caso.

Sus enfrentamientos en «GH» Italia

Aída Nízar en el confesionaro de «Grande fratello»
Aída Nízar en el confesionaro de «Grande fratello» - MEDIASET ITALIA

Aída Nízar ha conseguido traspasar fronteras tras haber conseguido participar en «Grande fratello», la versión italiana de «Gran Hermano». Como viene siendo habitual en ella, llegó a sacar de quicio tanto a un compañero que llegó hasta el extremo de perder los papeles dentro del concurso.

Ante la intolerable respuesta del concursante a las provocaciones de la vallisoletana, el programa expulsó al italiano y nominó disciplinariamente a Aída, que se defendía notablemente bien en italiano.

Bañándose en la Fontana di Trevi

Aída Nízar durante su incursión en la Fontana di Trevi
Aída Nízar durante su incursión en la Fontana di Trevi - REDES SOCIALES

Aída Nízar, tras ser la cuarta expulsada de «Grande fratello» decidió dedicarse a vivir la «dolce vita» en Roma. Allí ya no era una turista más que visitaba los monumentos más importantes de la ciudad, sino que se había convertido en toda una celebridad de la televisión romana.

Por eso quiso emular la escena interpretada por Anita Ekberg en la Fontana di Trevi y decidió darse un chapuzón. La escena fue captada por una periodista que se encontraba cerca, que subió el momento a las redes sociales para que todos podamos disfrutar de esta bella escena, que terminó con Aída discutiendo con un agente policial que iba a imponerle una multa de 450 euros.

Parando una misa

Aída Nízar en sus publicaciones irrumpiendo una misa
Aída Nízar en sus publicaciones irrumpiendo una misa - REDES SOCIALES

Aída Nízar también se ha querido convertir en una abanderada de las causas sociales. Por eso la última de sus aventuras en Italia ha pasado por entrar en una iglesia en plena misa para detenerla. Ella entró con una fe, como buena cristiana que se considera. Sin embargo no todo el mundo la recibió como ella se podía esperar.

Ella entró en la iglesia en la semana en la que Roma celebraba su Orgullo Gay para reivindicar los derechos de dicho colectivo ante la iglesia. «Son tantas las razones para dar gracias a Dios», afirmaba en la publicación en su Instagram, al tiempo que añadía que, al igual que a su vida, «Adoro la libertad sexual».