Es Noticia

OT 2017 El cruel jurado de Operación Triunfo hunde a Ana Guerra: «Estás muy lejos de los demás»

La concursante canaria terminó llorando en la gala tras la polémica evaluación que Julia Gómez Cora hizo de su actuación

Ana Guerra, a la derecha de Agoney, tras ser nominados en Operación Triunfo - RTVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La Gala 11 de Operación Triunfo, como bien avisó el presentador Roberto Leal en su inicio, fue «tremenda» y de lo más intensa. En ella, los espectadores dijeron adiós a uno de sus favoritos, Roi, que abandonó el programa en beneficio de Ana Guerra. Ya se sabía que la batalla entre ambos estaría muy reñida y así ocurrió: la balanza se decantó hacia la canaria con un ajustadísimo 51% de los votos del público.

La propia participante se mostró de lo más sorprendida cuando Leal pronunció su nombre y anunció que seguiría, al menos, otra semana más en OT 2017. Y que de hecho, estaba entre los aspirantes a meterse en la gran final del concurso, cuyos miembros serían desvelados por jurado y profesores en los siguientes minutos.

Como se pudo ver en su cara durante toda la gala, la concursante canaria vivió toda una macedonia de emociones a lo largo de la noche, aliñada por la sorpresa que le dieron su padre, Antonio, y su novio, el también cantante Jadel, ganador del talent show de Antena 3 «El número uno» en 2012. Ambos aparecieron por sorpresa en el escenario tras la interpretación que la joven tinerfeña había hecho del bolero «Por debajo de la mesa», reconocido tema llevado al éxito por su idolatrado Luis Miguel.

Tras saber que seguía en la Academia, «Ana War» quedó visiblemente afectada por la despedida de Roi, su «mejor amigo» dentro del concurso. Pero por otro lado, sus ganas por labrarse una carrera en el mundo de la música y por tener la posibilidad de entrar entre los finalistas de Operación Triunfo también pesaban antes del veredicto definitivo que decidiría a los primeros finalistas del programa.

El comentario más desafortunado

Hasta entonces, todo normal, pero entonces comenzaron las valoraciones del jurado para dirimir a los tres primeros finalistas del formato. Después de los votos de tres miembros habituales del mismo, Manuel Martos, Mónica Naranjo y Joe Pérez-Orive, que le dieron un 8, un 7 y un 7, respectivamente, las aspiraciones de Ana Guerra para entrar en la final eran mínimas, pues estaba muy lejos de los números de sus otros cinco rivales por estar en ese «top 3» que daba acceso directo a la final antes del veredicto de los profesores entre los otros tres.

Solo quedaba el voto del cuarto miembro del jurado, rotatorio semana a semana y que en esta ocasión le correspondía a la argentina Julia Gómez Cora, exdirectora general de Stage Entertainment España, productora de musicales a cargo de títulos tan exitosos como «El Rey León», «Los Miserables», «El Fantasma de la Ópera» o «La Bella y la Bestia». Gómez Cora ya había sido también jurado en la Gala 3 del concurso.

Cuando le llegó el momento de calificar a Ana Guerra, la aspirante ya no tenía opciones de meterse en la final debido a las puntuaciones anteriores, pero Gómez Cora fue muy dura con ella. «Es verdad que has hecho una gran evolución. Es verdad que has trabajado muchísimo y que hemos visto un gran cambio. Pero también es verdad que para mí estás muy lejos vocalmente de los demás», le espetó, antes de valorar su actuación con un 6, la nota más baja de toda la noche.

Tras ello, el público, incrédulo ante el comentario que acaban de escuchar, abucheó a Gómez Cora, pero Roberto Leal trató de calmar los ánimos. «Por favor, vamos a escuchar y sobre todo a respetar, porque es complicadísimo», explicó el presentador.

En el global de todas las calificaciones, Ana Guerra tuvo un 29 sobre 40, puntuación muy lejana a los números de los tres primeros finalistas: Amaia (que tuvo nada menos que un 40), Miriam (36) y Alfred (35). Aitana (34), fue la escogida por los profesores, por lo que «Ana War» se jugará un puesto en la final con Agoney (33) en el que será el gran duelo tinerfeño del concurso.

«Un feo gigantesco»

Las reacciones al desafortunado comentario de Gómez Cora no se hicieron esperar. Luis Cepeda, exconcursante del formato y que también había mostrado su disconformidad minutos antes por el favoritismo que Mónica Naranjo mostró hacia Agoney para que éste fuera el prepresentante español en Eurovisión, no tardó en hablar del asunto en Twiitter: «Si opino, reviento», escribió, antes de marcar como favorito un "tuit" de otra usuaria, que señalaba como «un feo gigantesco que a las puertas de una final le digas a la persona que más ha evolucionado de todo el concurso que, a pesar de su crecimiento y su trabajo, no llega». «¡Estoy reventadísima!», añadía el citado mensaje.

Ana Guerra no levantó cabeza en lo que quedaba de noche. Ni en la propia gala, donde rompió a llorar al cruzar la pasarela en compañía de Agoney, ni tampoco en «OT: El chat». El hecho de que esta cruel valoración viniera de Gómez Cora, una personalidad tan importante en el mundo de los musicales, al que la aspirante quiere dedicarse, tampoco ayudó. Ya en la Academia, Amaia o Aitana trataron, sin éxito, de levantar el ánimo de la aspirante tinerfeña. En una conversación con la primera, Ana Guerra fue muy clara. «No hay consuelo. Si me puedes traer a Roi, tráemelo. Y si puedes haber evitado varios momentos de la gala de ayer...», le dijo a Amaia, que no supo qué responder.

Sin embargo, la concursante tinerfeña fue, poco a poco, recuperando su integridad. «Lo voy a hacer. Te lo juro, que no sé cómo, pero que lo voy a hacer. Voy a currar un montón esta semana, sea la última o no», le dijo durante la valoración grupal de la gala a Noemí Galera, la directora de la Academia. «Espabila», le reprendió Galera. «No puede ser. 22 de enero la semana que viene y aquí estamos, dando guerra, "Ana War"», comentó, para animar a la concursante. «¡Yo soy "warrier"!», añadió Aitana. Para tratar de pasar a la final del concurso, Ana Guerra ha escogido «Havana», de Camila Cabello. Agoney, por su parte, cantará «Where have you been», de Rihanna.