ES NOTICIA EN ABC

La odisea de estar gordo

DKISS emite este jueves una nueva entrega de «Ya no estoy gordo» con las vicisitudes de la familia Tierra

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

A toda la familia de Terra le encanta comer, y uno de sus pasatiempos favoritos es meterse en la cama de su madre y comer helado mientras ve la televisión. Pero el peso de Terra la está haciendo sentirse aislada e infeliz. ¿Se puede encontrar la fuerza para cambiar, incluso si tu familia no te apoya? DKISS lo descubre este jueves a partir de las 23.55 horas en el programa «Ya no estoy gordo».

Acompañados por un entrenador personal, los protagonistas del programa se someterán a duras sesiones de gimnasio y a efectivas clases donde aprender a modificar sus malos hábitos alimenticios.

Cada entrega de ‘Ya no estoy gordo’ estará protagonizada por un joven con exceso de peso que estará acompañado por las cámaras del programa durante sus últimas semanas de clase en el colegio y a lo largo del verano que supone su transición antes de la universidad. A lo largo de este periodo los adolescentes deberán esforzarse al máximo para cumplir su objetivo de llegar sin esos kilos de más a su nueva etapa. Aunque no todos lo conseguirán, la experiencia cambiará sus hábitos de vida para siempre.

En las entregas de ‘Ya no estoy gordo’, los espectadores de DKISS conocerán el caso de Gabriella. Esta adolescente pesa 115 kilos y, a pesar de ser muy sonriente, confiesa que realmente nunca ha sido feliz consigo misma. Decidida a perder peso y establecer una mejor relación con su madre, Gabriella se pone en manos de la entrenadora personal Katie durante el último verano del instituto. ¿Logrará su objetivo de ponerse en forma antes de independizarse para ir a la universidad?

Después de graduarse en la escuela secundaria, el joven Dominick se da cuenta de que no puede seguir así y que necesita perder peso. Sus 139 kilos son un verdadero problema, pero también su madre italiana y enamorada de la comida. El sueño de Dominick de estudiar fuera de casa aumenta a medida que su peso se reduce gracias a las pautas de su entrenadora Sara en ‘Ya no estoy gordo’. Sin embargo, su madre se convierte en un gran impedimento para realizar su sueño, ya que prefiere que realice los estudios superiores en su ciudad. ¿Conseguirá este adolescente adelgazar todo lo que se ha propuesto y ganar confianza para enfrentarse a su madre y comenzar a vivir su propia vida lejos de ella?