ES NOTICIA EN ABC

La noche de amor en «Supervivientes» entre Isabel Pantoja y Colate

Ambos acudieron a Cayo Paloma a disfrutar de la intimidad de la recompensa prometida

La sombra del tongo se cierne de nuevo sobre «Supervivientes»

Supervivientes: Isabel Pantoja ya no es la favorita de la audiencia de Supervivientes; Violeta, primera salvada

Isabel Pantoja y Colate tras disfrutar de su velada íntima en Supervivientes
Isabel Pantoja y Colate tras disfrutar de su velada íntima en Supervivientes - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Entre Isabel Pantoja y Colate en «Supervivientes» podría surgir algo más que una amistad. Ninguno de los dos se atreven a negarlo, aunque aseguren que irán despacio. Todo comenzó cuando, el jueves de la pasada semana, Isabel Pantoja consiguió un colchón sobre el que poder descansar durante toda una semana. Entre sus deseos se encontraba el poder compartirlo con uno de sus compañeros. Pero no uno cualquiera, sino solo con Colate. Aunque en un primer momento el concurso no lo permitió, y tras una votación popular favorable a la tonadillera, los deseos de la artista se han vuelto realidad.

El miércoles Isabel Pantoja recibía en su isla un pergamino de la organización que le informaba de la decisión de la audiencia y del visto bueno por su parte para pasar una noche junto a Colate. Dando saltos de alegría, cual caballo desbocado por la arena, celebraba Pantoja la noticia. Acto seguido, la dueña de Cantora acudió a informarle a su compañero a través de la vaya de la posibilidad del encuentro, al que el galán aceptó inmediatamente.

Una vez los dos estuvieron listos, zarparon de la playa en la que se encuentran hasta Cayo Paloma, montados en un cayuco lleno de amor. Una vez en destino, construyeron en unos minutos una pequeña cabaña de la que guarecerse de la intemperie y fueron a pescar su cena. A consecuencia de la falta de fuego, Pantoja tuvo que comer su pez completamente crudo, algo nuevo para ella según confesó. «El sitio es espectacular. La compañia, inmejorable. Nunca olvidaré esta noche» confesaba el hermano de Samantha Vallejo-Nágera a su compañera de velada.

Al caer la noche sobre los náufragos, Isabel Pantoja decidió quitarse la coleta y dormir con su cabello completamente suelto. Cada uno se abrazó a los peluches que se llevaron de España —pertenecientes a sus hijos— y, tras un meloso «buenas noches, Colate», se acabó la velada.

Por la mañana, el exmarido de Paulina Rubio comentó que, en los primeros albores de la mañana, dos canturrones pájaros que se posaron sobre la cabaña les despertó. Una perfecta imagen bucólica para describir lo que parece que sienten entre ellos.

Las reacciones a la noche

Cuando Jorge Javier Vázquez conectó con Pantoja y Colate, la primera dijo entre risas «la leña arde, lo que pasa es que estaba un poquito húmeda». Ante esto, el pícaro presentador quiso seguir con la broma, preguntando de forma directa sobre quién sentía dichas humedades, a lo que Isabel, ruborizada, sentenció con un «vamos a dejarlo ahí». Cuando el turno fue de Vallejo-Nágera, afirmó que la noche había transcurrido «Bastante bien. No puedo dar muchos detalles, pero la compañía y el lugar han sido espectaculares». Ambos coincidieron en que esa había sido la mejor noche que habían pasado desde su llegada a los Cayos Cochinos.

Pantoja, al ser de nuevo preguntada de forma directa desde Madrid que si le gustaba su compañero de isla, contestó con un contundente «si». «A mi me encanta. Es el mejor compañero que se puede tener en todos los aspectos».

Cuando nada parecía que podía estropearse el momento y la magia creada entre las palmeras, Jorge Javier Vázquez se atrevió a comentar a la pareja de concursantes que Isabel en unos días le podría «cantar eso de "tu química con mi piel hacen carga positiva"», haciendo referencia directa a la letra de uno de los temas más conocidos de Paulina Rubio. Ante esto, Colate intentó rehuir la mirada de la cámara y la tensión en el ambiente era palpable. Cuando la dueña de Cantora entendió el significado de lo afirmado, quiso contestar de forma apresurada. «No, no nos vayamos por los cerros de Úbeda. Además, es muy pronto aun. Nosotros vamos a la antigua. Aun somos muy jóvenes. Me acabo de quitar quince años de encima en la isla, fíjate si tengo tiempo».

Desde el plató, Chabelita, hija de Pantoja, quiso manifestar lo que piensa de la situación sentimental por la que puede estar pasando su madre en Honduras. Afirma, con mucha contundencia, que era «evidente que a mi madre le gusta». En ese mismo sentido, María José, amiga de Colate, defendió a su amigo diciendo que «es un poco clásico, así que irá despacio». Cuando Vázquez preguntó a María José si finalmente la leña echaría fuego en los Cayos Cochinos, no supo qué decir. «Bueno, yo creo que a lo mejor... —decía dubitativa— Creo que podrían llegar a un beso, pero no lo se. Allí todo se magnifica más», aseguró, a lo que el socarrón presentador la respondió con un «no, eso es "Gran Hermano", chata».