Es Noticia

Muerte en León caso cerrado El último giro dramático del asesinato de Isabel Carrasco

HBO España estrena este viernes el epílogo del documental

Mueret en León, caso cerrado
Mueret en León, caso cerrado - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El 12 de mayo de 2014, un terrible crimen conmocionó León. Isabel Carrasco, entonces presidenta de la diputación, fue asesinada a tiros a plena luz del día. En febrero de 2016, un jurado popular condenó, en distinto grado, a tres mujeres: Montserrat González, su hija Triana Martínez y la policía municipal Raquel Gago. Cuando el caso llegó a oídos del periodista Justin Webster, pensó que tras este episodio «inexplicable» había toda una historia de poder y venganza que retrató en «Muerte en León», un documental de cuatro capítulos que estrenó Movistar+ en 2016. Tres años más tarde, nuevos datos y testimonios han obligado a Webster a desempolvar sus investigaciones y elaborar un epílogo para este terrible episodio de la crónica negra española: «Muerte en León. Caso cerrado», ya disponible en HBO España.

«Un crimen siempre es un detonante para contar más cosas», plantea Webster. «Hacer un largometraje con material de la serie puede parecer fácil, pero no lo fue, porque hay que contarlo de nuevo con detalles que no están en la serie, volver a los personajes...», añade el periodista, que trabajó en este documental más de dos años. «Si estás más tiempo, te vuelves loco», bromea. Toda la narración de «Caso cerrado» prepara al espectador para su golpe de efecto final: la existencia de unas llamadas entre una de las condenadas y un asesor del presidente de la Junta de Castilla y León.

«Ser extranjero me ayudó a ver las cosas de forma diferente. Cuando llevas mucho tiempo en un sitio empiezas a pensar que todo es normal. El tema de la venganza personal fue una explicación normal, pero visto con perspectiva de extranjero ves que es hay algo extraordinario que no se puede explicar», cuenta Webster, que sostiene que este documental no cuestiona el papel de la justicia española. «El juicio en sí, que esté abierto a la prensa... Me parece ejemplar. Pero no puede haber amaños. La justicia probablemente nunca es perfecta, pero esto no es una condena al sistema. Sin embargo, es bastante perceptible y que hay cosas ante las que habría que ser vigilante. En este caso es un caso de no investigación, no sabemos qué significa, pero para mí está establecido fuera de duda que esta no investigación de las llamadas no está justificada», aclara.

¿Tiene esperanza de que se reabra el caso? «Pensé que los abogados iban a pedir que abrieran otra diligencia, y saber por qué no se investigó, puede ser desde algo banal a algo más serio. Esto no pasó, así que entregamos el informe a la policía. Tengo esperanzas de que el estreno conlleve alguna reacción, pero no sé de quién. Soy un poco escéptico», reconoce Webster. Solo la realidad puede escribir un nuevo episodio del caso.