ES NOTICIA EN ABC

GH Muerte, adicciones y maltrato: la tragedia de algunos exconcursantes de «Gran Hermano»

La modelo y actriz argentina Natacha Jaitt, finalista del concurso en 2004, fue hallada muerta el pasado sábado y es la última afectada de una larga lista negra

Natacha Jaitt
Natacha Jaitt - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La tragedia golpeó ayer a la familia de «Gran Hermano». La modelo y actriz argentina Natacha Jaitt, que alcanzó la fama en España por concursar y quedar tercera finalista del espacio en 2004, fue hallada sin vida en la madrugada del sábado en un salón de fiestas al norte de Buenos Aires, según confirmaron fuentes policiales. El cuerpo de Jaitt, de 42 años, estaba desnudo sobre una cama en un local de la localidad bonaerense de Benavídez. El médico de la Policía Científica señaló que no presentaba signos de violencia externos y se aguarda a los resultados de la autopsia para conocer los motivos de su fallecimiento, aunque fuentes policiales señalan que su muerte puede deberse a «un posible accidente cerebro vascular producido por la ingesta de alcohol y cocaína». Pero no es el único drama que han vivido en estos años los centenares de concursantes que han pasado por el formato de Telencico.

En verano de 2006, Gustavo, participante de la cuarta edición de «GH», fallecía tras un accidente ferroviario. El joven (28) y su amiga Sonia (34), se apearon del Tren Estrella que efectuaba el trayecto entre Santander y Madrid y, pese a que a unos 30 metros tenían a su disposición un paso subterráneo, cruzaron las vías ferroviarias sin percatarse de que en ese momento pasaba otro tren, el Sur-Expreso Hendaya-Lisboa, que los arrolló.

Otro accidente, esta vez de tráfico, con terribles consecuencias para dos «grandes hermanas» fue el que sufrieron Noemí y Raquel («GH 3»). En 2003, el coche de las jóvenes se salió de la calzada y se precipitó por un terraplén. Raquel tardó años en recuperarse de las secuelas del suceso, y posteriormente sufrió también por su adicción al juego. Hace dos años que está completamente recuperada de su ludopatía y el año pasado inició una relación con una nueva mujer, según informó Kiko Hernández en su blog.

Los problemas con el juego también llevaron al límite a Igor Basurko. Según informa el Diario Vasco, su necesidad de conseguir dinero para seguir jugando le llevó a conquistar a algunas chicas y sustraerles sus tarjetas de crédito para gastar dinero en apuestas online. Por estas prácticas delictivas, Basurko acumula ya hasta tres condenas, penas que suman tres años de prisión.

La adicción, en este caso a las drogas, también se ha cebado con Julián Mejías, un joven de la quinta edición de «Gran Hermano», que tenía entonces 26 años, natural de El Vendrell (Tarragona). Tras publicarse que un chico de esa edición cuya nombro empezaba por 'J' tenía problemas por las drogas fue él mismo el que confesó su adiccion en 2017.

Amor Romeira, concursante de «GH 9», también ha tenido problemas de salud. En 2012, recibió una puñalada a la salida de una discoteca por la que tuvo que recibir 21 puntos de sutura. Hace unos días declaraba también a la revista «Qué me dices» que había perdido un 57% de audición en cada oído, aunque quiso tranquilizar a sus seguidores asegurando que podrá llevar «una vida normal».

Maltrato y litigios

Bea "la Legionaria", una de las participantes de «GH 6», también denunció que ha sufrido malos tratos. Así lo confirmó hace tres años la propia joven en una entrevista concedida a «El español»: «El padre de mi hijo me pegaba palizas. Pensé que cambiaría cuando le viera la cara a nuestro hijo, pero no fue así. Cuando mi niño tenía cuatro meses nos empujó a los dos y nos tiró al sofá. En ese momento se me hizo un corta circuito en la cabeza: del amor al odio. Me fui a por él y le reventé el mando de la tele en la cara. Y luego el del dvd e hice lo mismo. Yo no quería que mi niño creciese sin papá y por eso aguantaba, hasta este día», reconoció. Alejada de los focos, ahora trabaja como camarera en un bar de la madrileña localidad de Getafe.

Hace apenas unos días se conoció también que la justicia ha imputado a Carlos Navarro, el exconcursante de la segunda edición de «Gran hermano» más conocido como el Yoyas, por tres presuntos delitos de maltrato habitual, un delito continuado de amenazas, un delito leve de amenazas y un delito continuado de vejaciones injustas hacia su exmujer Fayna Bethencourt.