ES NOTICIA EN ABC

Mi casa es la tuya Javier Sardá: «No fui feliz todos los días haciendo 'Crónicas Marcianas'»

El perdiodista matizó que «cada día era una fiesta» en el programa de Telecinco, pero «tenía ganas de largarme»

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

C0n Javier Sardá como principal inivitado de la noche en «Mi casa es la tuya», Bertín Osborne organizó un reencuentro "marciano" en su entrega de este miércoles. El cantante citó para cenar en su nueva posible casa al popular presentador de «Crónicas Marcianas» y al principal colaborador de su programa televisivo, Boris Izaguirre.

Primero, Bertín charló con Sardá sobre su infancia, una época difícil marcada por la muerte de su madre cuando solo tenía 8 años. A pesar de las dificultades, el invitado aseguró haber contado con el afecto de sus hermanos y su padre para dar normalidad a sus años de niño.

Rápidamente, el anfitrión dio paso a la temática que iba a centrar el resto del programa: «Crónicas Marcianas». El cantante se interesó por saber cómo había desembarcado su invitado en el popular late show. «Pepe Navarro se fue a Antena 3 y me ofrecieron hacer un programa», después de mucho pensarlo el periodista aceptó el reto, aunque tuvo una petición respecto al plató. «No quería una ciudad de fondo, y alguien se acordó de la novela Crónicas Marcianas… me pareció acojonante», explicó.

Haciendo balance, doce años después del final de Crónicas, Javier Sardá asegura que recibe un «feedback muy agradable» aunque «hubo críticas que fueron un tópico: telebasura. Pero, me parece bien».

El fin de «Crónicas»

Lo que pocos entienden es cómo un programa que estaba en la cresta de ola cerró sus puertas de repente, y así se lo cuestionó Bertín a Sardá. «Yo decido que se acabe el programa. No se entendió porque no estamos educados para que algo que funcione se cierre», explicó el presentador que quiso matizar «Hay que tener en cuenta la personalidad del individuo y yo tenía ganas de largarme y ser algo más feliz». Según explicó Javier Sardá, «no fui feliz todos los días haciendo Crónicas, pero el balance es de hacer una fiesta cada noche».

En su entrevista, Bertín y Sardá tuvieron tiempo de hablar de la independencia de Cataluña. El invitado se posicionó en contra del proceso «no soy favorable a la independencia porque el procedimiento me preocupa mucho», explicó.

El desembarco de Boris en la entrevista trajo la alegría y el desparpajo habitual que acompañan siempre al que fuera colaborador de Crónicas. Junto a él, Fabiola llegó portando los cartacterísticos delantales que emplean siempre en la cocina anfitriones e invitados de «Mi casa es la tuya». Los cuatro se pusieron manos a la obra para elaborar un menú cargado de platos venezolanos. En ese encuentro, descubrimos que la mujer de Bertín Osborne y Javier Sardá compartieron escenas en un anuncio publicitario de una bebida con gas.