ES NOTICIA EN ABC
MasterChef Junior

«MasterChef Junior» ya tiene a sus cuatro finalistas

Josecho, Paula, Candela y Pachu competirán por la medalla de oro del talent show culinario

TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Como no podía ser menos en un programa hecho por y para los niños, este 6 de enero «MasterChef Junior» emitió una entrega especial por el día de Reyes. Los concursantes vivieron en plató la llegada de los magos de Oriente y conocieron las formas más innovadoras de emplatar utilizando las nuevas tecnologías. Tras tres semanas de competición este domingo tuvo lugar la semifinal del programa, de la que saldrían los cuatro finalistas del talent show culinario.

Cuando los aspirantes llegaron a las cocinas de «MasterChef Junior» se dieron cuenta de que los Reyes Magos habían pasado por allí para dejar cajas con diferentes ingredientes: berberechos, gamba blanca, lomo de cerdo, limas, tabasco, chocolate negro…Los niños pudieron abrir todas las cajas que quisiesen, pero luego debían usar en su plato todos los ingredientes que hubiesen descubierto. Por si eso fuese poco tuvieron que utilizar una impresora 3D, una herramienta que parece futurista, para rematar su plato con una presentación perfecta.

Para esta primera prueba contaron con la visita en cocina del actor Santiago Segura, aspirante de «MasterChef Celebrity 3», que les ayudó a hacer volar la imaginación con emplatatados de lo más divertidos. El cocinado fue bastante desigual entre los niños, ya que el reparto de los ingredientes no fue equitativo y unos tenían una tarea sencilla mientras que a otros les tocó en suerte una elaboración más enrevesada. Una vez que todos hubieron acabado se enfrentaron a la crítica del jurado. A Jaime no le pareció nada mal la opinión de Samantha sobre su plato, y le reprochó «no ser honesta en su crítica», a lo que la jueza respondió diciendo que «hago esto para que aprendas de tus fallos, no por otra cosa». No acabó de convencerle a Jaime esa explicación, que dijo que había decidido llamar a su plato «la traición de Samantha». Al final, el ganador que se llevó los seis puntos fue Josecho.

Para la prueba de exteriores las cocinas de «MasterChef Junior» se trasladaron a Palencia, donde cocinaron frente a la Catedral de San Antolín, la tercera más grande de nuestro país y Monumento Nacional desde 1929. Los concursantes trabajaron en un único equipo, capitaneado por Josecho, y cocinaron un menú diseñado por el chef local Roberto Terradillos (una estrella Michelin) para homenajear a las recetas tradicionales de la zona. Utilizaron productos como la morcilla de Villada, la trucha ahumada, las setas o el queso, avalados por Tierra de Sabor.

Los platos elaborados por los niños fueron catados por 22 comensales muy exigentes: los abuelos de los concursantes. Estos no tenían ni idea de para quién estaban cocinando, ya que un biombo les separaba del comedor. Eva González les mareó un rato hasta que les mostró quiénes estaban probando sus platos. El rencuentro fue muy emotivo y hasta la propia presentadora se puso a llorar diciéndoles a los concursantes que tenían «mucha suerte de tener a vuestros abuelos». Por supuesto, no fue la única en echarse a llorar y tuvimos varios minutos de lagrimeo antes de que el jurado emitiese su veredicto.

Del último reto de la noche se libraron Josecho y Paula que, al ser los que más puntos habían acumulado, se convirtieron automáticamente en finalistas, por lo que solo quedaban dos puestos en la gran final. Para esta prueba los semifinalistas se enfrentaron a tres cajas misteriosas que escondían platos típicos de la cocina italiana. En caso de no estar contentos con su plato podían levantar otra caja, pero con el inconveniente de que deberían realizar los dos platos al mismo tiempo. El chef italiano Andrea Tumbarello les hizo compañía en plató y les dio algunos consejos para superar con éxito el reto.

Tras un arduo proceso de deliberación, los jueces decidieron que pasasen a la final Candela y Pachu, que se unieron a Josecho y Paula como finalistas de «MasterChef Junior».