ES NOTICIA EN ABC

MasterChef Natalia, nueva expulsada de «MasterChef» en una noche que deja dos nominados para el próximo programa

La diseñadora de lápidas abandona el «talent show», que entrega por sorpresa dos delantales negros a Aitana y Aleix

Natalia, este martes en «MasterChef» - RTVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«MasterChef» regresó este martes a las veladas de La 1 de RTVE con los ocho concursantes que quedaban en el programa luchando por llegar lo más lejos posible en el «talent show» culinario de la televisión pública. Con el concurso alcanzando su ecuador, la tensión entre los participantes es más que evidente. Este martes, un nuevo participante debía abandonar el formato y esa no fue otra que Natalia, la diseñadora de lápidas, que fue expulsada del programa tras no lograr superar la ronda de eliminación.

En la primera prueba de este martes, el concurso quiso homenajear al tomate, «una de las hortalizas más consumidas» del planeta. Así, los aspirantes debían enfrentarse entre ellas en tres batallas y en cada una de ellas, debían medirse a sus compañeros para pasar a la siguiente ronda. En la primera, el jurado del concurso, compuesto por Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz, emplazó a los aspirantes a preparar un gazpacho, aunque el resultado no fue el esperado. En especial, para Carlos.

Hacía mucho tiempo que no se veía en «MasterChef» un concursante tan altivo y polémico como el empresario sevillano. Nada más comenzar el cocinado, lo tuvo claro. «Aquí ganaremos o Carmen o yo», aseguró Carlos, en alusión a que, por sus orígenes, iban a elaborar un mejor gazpacho que el de sus compañeros. Aunque para su desgracia no fue así, o al menos según el criterio de los chefs. «Parecen gachas. Ya con eso te lo digo todo», sentenció Pepe, según vio el plato de Carlos. «O parece un puré de alubias...», opinó por su parte Jordi.

El criticado gazpacho de Carlos

Carlos trató de justificarse, pero de nada le sirvió. «No le has echado sal, ni vinagre. ¿Eso es un gazpacho?», preguntó Pepe, incrédulo. «Es terrible este gazpacho», comentó Jordi. Pero el sevillano, para no variar, no aceptaba las críticas. «A mí me gusta. No puedo decir en el paladar de los demás, pero a mí me gusta».

En vista de su actitud, Pepe bromeó. «Mira, te voy a dar el número de un amigo que opera del paladar...», dijo con sorna. «Eso sabe a tomate y a pimiento verde. Está malo», cortó Jordi, tajante. «Qué pena, Carlos», remató Samantha. Como no podía ser de otro modo, un gran número de espectadores cargaron contra el concursante a través de Twitter, donde criticaron su soberbia. A regañadientes, el andaluz por fin aceptó que su plato no era bueno. «Hoy me han dado un palo con el gazpacho que te cagas...».

Tras el gazpacho, los aspirantes tuvieron que elaborar una salsa de tomate. Al final de la prueba, solo quedaban ya dos concursantes «vivos»: Aleix y Samira, que se batieron en la última ronda, en la que debían cocinar un bonito con tomate. Y fue la joven barcelonesa, de origen colombiano, la que terminó llevándose el gato al agua. «Jamás pensé que pudiera derrotar a Aleix cocinando pescado. Ha sido como un subidón», sentenció a continuación la joven, emocionada.

A continuación, los concursantes marcharon a Santander en la prueba de exteriores. Una ciudad calificada como «una parada obligada para todos los amantes del arte» por Jordi Cruz y en la que cocinaron los aspirantes desde el Palacio de la Magdalena, en la que cocinaron un menú diseñado por Pachu, Candela y Jaime, tres participantes de «MasterChef Junior 6». Lo hicieron con la ayuda del reputado chef Óscar Calleja, que cuenta en su haber con dos Estrellas Michelin.

El concurso premió a Samira con la posibilidad de hacer su propio equipo, que debía capitanear junto a los concursantes que ella quisiera. Así, escogió cocinar al lado de Valentín, Aitana y Aleix, con los que compuso el Equipo Rojo. El Azul, sin capitán, estaría formado por Teresa, Natalia, Carmen y Carlos. El último fue el primero en ser descartado por Samira para que estuviera en su equipo. «Es muy mandón», sentenció la catalana.

El cocinado no fue el mejor posible, aunque ambos conjuntos supieron solventar la papeleta. «La capitanía te ha venido grande», le dijo Pepe a Samira, aunque su equipo terminó como el ganador de la ronda. Lo hizo entre las amargas quejas de Carlos, que fue reprendido una vez más por el jurado. «A partir de ahora, deberías estar más preocupado por ti que de lo que digan tus compañeros», espetó Jordi.

Teresa, Carlos, Natalia y Carmen, así las cosas, se vieron abocados a la prueba de eliminación, que contó con participación de Santiago Segura, concursante de «MasterChef Celebrity 3» . En la ronda, tenían que reproducir un postre de Jordi, que el actor trató de replicar sin éxito en la edición de famosos del «talent show». «Ya os digo que no es nada fácil», reconoció el intérprete, antes de comenzar a cocinar.

Nominaciones sorpresa... y la expulsión de Natalia

Desde el balcón, los concursantes «salvados» no dejaban de animar a sus compañeros, aunque otorgaban más apoyos a unos que a otros. En especial Aitana y Aleix, que por ello fueron duramente reprendidos por Jordi. De hecho, el cocinero entregó a los dos un delantal negro, que les envió directamente a la prueba de eliminación de la siguiente semana. «Es una falta de respeto que estéis animando a unos y a otros no», bramó el juez. «Me lo tengo merecido...», asumió Aitana.

Con todo por decidir, los jueces comenzaron a probar los platos de los aspirantes nominados. Después de Segura, invitado de honor, le llegó el turno a Teresa, que lo bordó. Todo lo contrario que Carmen. «Cuando canalices toda esa energía para hacer las cosas bien, lo harás perfecto», le dijo Samantha. «Está casi todo mal. No has hecho un buen postre», sentenció Jordi.

La joven extremeña tampoco era positiva al valorar su postre. «Me voy a ir yo hoy», se condenó. Una idea que parecía reforzada cuando Carlos superó la prueba, aunque todavía quedaba la elaboración de Natalia... que tampoco estuvo a la altura. «Es un fracaso. He tomado muy malas decisiones», reconoció la joven sobre su preparado, duramente criticado por los jueces. «En vez de mejorar, vamos a peor», dijo Samantha. «Tiene varios defectillos. Está bastante basto, hay problemas de ejecución y está muy deficiente», añadió Pepe. «Has tenido una actitud que no es apta para una prueba de eliminación», condenó Jordi.

La expulsión, así las cosas, parecía estar entre Natalia y Carmen. Así fue, y fue la primera la aspirante eliminada de «MasterChef» entre las lágrimas de Carmen, que no quería despedirse de Natalia. La diseñadora de lápidas, no obstante, se resignó. «Me voy orgullosa, porque no daba un duro por mí. Me quedo con todo lo bueno que he vivido aquí, que ha sido mucho», recalcó, antes de abandonar para siempre los fogones de La 1.