Es Noticia
«MasterChef»

Así fueron las lágrimas de la «alcaldesa» de «MasterChef»

Víctor fue el elegido para abandonar las cocinas de «MasterChef» tras superar ocho pruebas de eliminación

Daniel, el aspirante de «MasterChef»
Daniel, el aspirante de «MasterChef» - RTVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Han pasado 50 días desde que los aspirantes de «MasterChef 6» comenzaran a luchar por un sueño: convertirse en chefs profesionales, y cada vez queda menos. Por suerte para nosotros, esta semana hemos tenido doble ración del reality show, pero también doble eliminación. Si la semana pasada se fue Jon, el elegido para abandonar la cocina de «MasterChef» esta vez fue Víctor.

Al llegar a las cocinas, los aspirantes encontraron una «caja misteriosa» que escondía un muñeco que representa a uno de sus compañeros. El reto de esa primera prueba fue hacerle la compra al compañero que les ha tocado. Los cocineros de «MasterChef» tuvieron que meter en dicha cesta los 12 ingredientes que quisieran, y que obligatoriamente tuvieron que ser integrados en los platos. El chef encargado de aconsejarles, y de paso hacer también la prueba, fue Jesús Sánchez (dos estrellas Michelin).

Si la prueba fue más complicada de lo normal, era por algo: estaba en juego el delantal dorado, que le otorga la inmunidad esta semana. Para ninguno de los aspirantes fue fácil, especialmente para el recién llegado Dani, que recibió una dura crítica de su plato. «Me muero de ganas de no probar el plato», dijo Samantha, mientras Jordi se cuestionaba por qué el aspirante había regresado a las cocinas del programa: «¿Para qué has querido volver a 'MasterChef'?». Finalmente, la inmunidad la consiguió Ketty quien, pese a presentar su plato entre lágrimas, sacó el mejor trabajo adelante.

El delantal dorado no llegó solo. «Formarás los dos equipos para la prueba de exteriores y serás capitana del tuyo. Pero eso no será lo único. También repartirás los platos y contarás con un aspirante más», le explicó Jordi Cruz a Ketty. Los aspirantes viajaron al puerto de Santoña para conocer una joya gastronómica, la anchoa del Cantábrico, e incluso conocieron el trabajo artesanal de las conservas. Cocinaron para 50 personas que se dedican a la captura y conservación de la pesca cantábrica. El reto fue tan caótico que los miembros del jurado decidieron no elegir a ningún equipo para la prueba de eliminación y escogieron a los nominados a dedo.

Oxa, Víctor y Tony tuvieron que vestir el delantal negro y cocinaron junto a Ketty, que, pese a no poder ser eliminada, sí que tuvo que abandonar el balcón. En la prueba de eliminación se enfrentaron a un duro reto: el foodpairing, que se basa en el principio de que los ingredientes combinan bien entre sí cuando comparten partículas aromáticas. El chef Andoni Luis Aduriz (dos estrellas Michelin) les enseñó ejemplos prácticos que les servirá de mucha ayuda.

Contaron con 60 minutos para hacer un plato libre con el ingrediente que les tocó y los siete ingredientes con los que comparten aromas, de acuerdo con el foodpairing. Pese al constante esfuerzo y después de nueve pruebas de nominación, Víctor tuvo que abandonar las cocinas de «MasterChef» ante la atenta mirada de Sofía, quien no dejó de llorar desde que supo la noticia. «Eres lo mejor que me ha pasado aquí», le dijo. Pero el «alcalde» sacó algo bueno de esta expulsión. «Eres mi favorito. Eres serio, currante y se te nota que te apasiona la cocina. Y si es verdad eso que dices de que la cocina es tu vida, en mi casa no te faltará trabajo», le dijo Jordi Cruz.