ES NOTICIA EN ABC

MasterChef, en caída libre: ¿por qué ha dejado de interesar tanto?

La séptima edición del programa de TVE, que celebra esta noche su final, ha sido la menos vista desde que el talent show culinario inauguró sus fogones en 2013

Aleix, uno de los finalistas de MasterChef
Aleix, uno de los finalistas de MasterChef
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

MasterChef es a TVE lo que Juego de Tronos a HBO: una gallina de los huevos de oro. Desde que en abril de 2013 se inauguraron los fogones del talent show culinario en la cadena pública, el formato importado de Reino Unido inició una montaña rusa de éxitos. Con altibajos, pero en la cima.

El buen casting del programa, las dinámicas pruebas y el carismático jurado lograron engachar a un espacio que celebra este martes la gran final de la séptima edición. Los buenos datos de audiencias eclipsaron incluso a las polémicas, las de los becarios, las del tono duro de Jordi Cruz... convirtiendo a MasterChef en un formato envidiado, y hasta imitada su estructura, por otras cadenas.

Sin embargo, después de seis ediciones rindiendo a pleno nivel, con algún bajón apenas reseñable, la última edición de MasterChef no ha estado a la altura de las expectativas, ni de los datos, resintiéndose después de seis años de vida. ¿A qué responde esta bajada?

Lejos de estar agotado, el formato no acusó el desgaste la pasada edición –la más larga– de MasterChef Celebrity, en el que se impuso Ona Carbonell y anotó un 20,5% de cuota de pantalla y 2.859.000 espectadores de media, consolidándose como el único producto televisivo capaz de plantarle cara a GH VIP.

Informe sobre la audiencia de MasterChef
Informe sobre la audiencia de MasterChef - Barlovento Comunicación

En esa línea, se esperaba que este año el formato original de MasterChef, el de anónimos, mantuviera el buen estado de forma pese a coincidir con el caballo ganador de Telecinco, en este caso Supervivientes. Sin embargo, quizás por un casting más flojo que en otras ediciones, MasterChef ha tenido menos repercusión que nunca y ha experimentado su mayor bajada desde que cobró vida en España, con una caída de cinco puntos respecto a la edición con más cuota de pantalla, la cuarta, que anotó un 19,7.

Sorprende todavía más la comparativa entre el número de espectadores de cualquier edición previa y la de este año, que, a falta de elegir ganador esta noche, ha conseguido 1.837 espectadores de media, 1.651 televidentes menos que la primera edición de MasterChef, según datos facilitados por Barlovento Comunicación.