Es Noticia
Martes y Trece

Cinco chistes de «Martes y Trece» que hoy no estarían permitidos

«Martes y Trece» marcó un antes y un después en el humor español por su estilo corrosivo y desenfadado

Josema Yuste y Millán Salcedo imitando a Isabel Pantoja y Encarna Sánchez
Josema Yuste y Millán Salcedo imitando a Isabel Pantoja y Encarna Sánchez - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Aparecieron en televisión por primera vez en 1978, en un programa presentado por el recientemente fallecido José María Íñigo. Desde ese momento Josema Yuste, Millán Salcedo y Fernando Conde, unidos bajo el nombre de «Martes y Trece», empezaron a desfilar por los platós televisivos y cosecharon una enorme fama. Su estilo humorístico era totalmente novedoso en nuestro país. «Martes y Trece» era un programa descarado, corrosivo, que se burlaba de cualquier cosa pero sobre todo de las costumbres y de los personajes famosos.

Yuste y Salcedo (Conde abandonó el grupo en 1985 para dedicarse al teatro) se metieron en la piel de Isabel Pantoja, de Mecano, de Miguel Bosé...Y los resultados no siempre sentaron bien entre los caricaturizados. Repasamos algunos de los chistes más incorrectos y, en algunos casos, desafortunados del dúo de humoristas televisivos.

Maricón de España

En octubre de 1992 «Martes y Trece» creó a Toni Sevilla, un cantaor que tocaba una copla en la que se mostraba orgulloso de su condición homosexual. El cantaor era en realidad el humorista Millán Salcedo, que con su gracia y desparpajo se metió en el bolsillo a millones de españoles. La canción, aunque no tenía una intención hiriente, sí que se mofaba de algunos de los tópicos más extendidos sobre los gays. En cualquier caso, muchos homosexuales hicieron de «Maricón de España» un himno de su colectivo.

Mi marido me pega

Esta desafortunada parodia era recurrente en los sketches de «Martes y Trece», y sin duda hoy no sería tolerado de ninguna manera y ningún canal se prestaría a emitirlo. El propio Millán Salcedo en una entrevista hace dos años se disculpaba por aquellos chistes y se mostraba arrepentido por haber hecho chanza con un problema tan grave como es la violencia machista.

Ella no quería

Los guionistas de «Martes y Trece» no se detenían ante nada, y sus sketches eran siempre de una mordacidad delirante. En «Ella quería» Josema Yuste se mete en la piel de un sacerdote sermoneador que explica la historia de Adán y Eva. Su monólogo está repleto de bromas sexuales y chascarrillos sobre la Iglesias, las religiones y las costumbres morales.

Las vacaciones de Isabel Pantoja

Pocas veces armó tanto revuelo un chiste de «Martes y Trece» como esta parodia sobre las vacaciones de Isabel Pantoja y Encarna Sánchez en Mallorca. «Ni siquiera cuando nos metíamos con la Casa Real tuvimos presiones», confesaría Josema Yuste años después, «recibimos llamadas sugiriendo que no lo hiciéramos, pero Millán y yo decidimos que el sketch salía».

La bicicleta de las monjas

Otra muestra de la irreverencia de los humoristas de «Martes y Trece». Son numerosos los sketches del programa en los que aparecen monjas como protagonistas, pero es este, de apenas un minuto de duración, uno de los más recordados por los espectadores. En el vídeo aparece una monja muy contenta montando en bicicleta, pero al final se descubre cuál era el verdadero motivo de su placer.