Es Noticia

«Maltrato psicológico» y «escarnio público»: el bochorno de OT 2018 que avergüenza a los fans

La bronca de Noemí Galera a los concursantes no ha gustado a muchos seguidores, que se han quejado de la extrema dureza de la organización del concurso

Julia y María, dos de las concursantes de OT 2018, lloran tras la bronca de Noemí Galera
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La huelga de los concursantes de OT 2018 tras la negativa de la organización de permitir a los concursantes entrar a su habitación antes de las 22.30 horas ha sido, sin lugar a dudas, uno de los momentos más polémicos de esta edición del concurso, y eso que ya van unos cuantos. Ayer, tras la tremenda reprimenda de Noemí Galera a los jóvenes, las audiencia expresó su malestar en las redes sociales por lo que muchos consideraron un «linchamiento» injusto por parte de la organización del programa. Para demostrar a los concursantes las consecuencias de la huelga, que ellos calificaron como «una broma que no ha salido como esperábamos», Galera acudió a la academia con un compendio de tuits desagradables que algunos telespectadores habían escrito sobre los chicos.

La reacción de los concursantes no se hizo esperar. Julia, en concreto, protestó por la reacción de Galera y la decisión de mostrar tuits ofensivos que pueden afectar a los chicos en su situación de aislamiento. «No es justo», afirmaron los concursantes una y otra vez. Todos lloraron y se abrazaron al considerar que la directora de la academia había malinterpretado la broma. Otra de las quejas de Noemí Galera hacia los chicos fue el hecho de que en numerosas ocasiones dejaran de contar sus secretos en público para reservar ciertos detalles a la intimidad de su cuarto. «Esto es un programa de televisión y la gente quiere ver como sois», dijo Galera. «Si algo estamos haciendo precisamente es ser nosotros mismos», se quejó Galera ante las quejas. «Sabemos que somos afortunados, lo decimos diariamente. Media hora no es todo el tiempo que llevamos aquí», afirmó.

En Twitter hubo quien se posicionó del lado de Noemí Galera aunque también gran parte de la audiencia condenó la reprimenda. «(La bronca) no es resultado de la mala actitud de los concursantes o de su poca naturalidad, sino que es un escarnio público fruto de la improvisación ante unos datos que para el programa no están siendo satisfactorios», dijo un espectador en la red de microblogging. Para muchos, lo ocurrido ayer tras las paredes de la academia y el despido de Itziar Castro son fruto de una curva de audiencia que no satisface a la dirección del programa. «Tienen que justificar a muchas marcas mejores resultados», continuaba este espectador en Twitter.

Ya hace unos días la llegada de los Javis a la academia de Operación Triunfo fue interpretada por muchos como un intento de Gestmusic de mejorar una audiencia que en poco se parece a la de la anterior edición. «Itziar Castro no generaba vídeos polémicos» fue uno de los comentarios más repetidos en Twitter por los críticos con el despido de la actriz de «Pieles».

Sea como fuere, lo cierto es que las frases en Twitter contra Noemí Galera son contundentes. «Escarnio», «maltrato psicológico», «decepción», «abuso»... La directora de casting de Gestmusic, por su parte, no ha querido pronunciarse sobre lo ocurrido en el programa a pesar de ser bastante activa en sus redes sociales. Tendremos que esperar a esta noche para ver si la «madre» profesional de los chicos se pronuncia durante la Gala 8 de Operación Triunfo.