ES NOTICIA EN ABC

La magia de Uri Geller y otros momentos históricos de José María Íñigo en televisión

El presentador español, leyenda del periodismo musical, murió este sábado a los 75 años de edad

José María Íñigo y Julia Varela
José María Íñigo y Julia Varela - TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque los más jóvenes recordarán a José María Íñigo como la voz de las últimas ediciones de Eurovisión o un experto cometnarista en programas como «No es un día cualquiera» (RNE) y «Hora punta» (TVE), el veterano periodista, que ha fallecido este sábado a los 75 años de edad, comenzó a trabajar en TVE en 1968. Desde entonces, ha participado en decenas de programas de entretenimiento, desde «El Último grito» hasta «Directísimo», donde se enfrentó asombrado a la magia de Uri Geller. Espacios pioneros que le hicieron convertirse, siempre con su característico bigote, en un moderno atemporal.

Los inicios: «El último grito»

En el año 1968, José María Íñigo se puso, junto con Judy Stephen, José Palau y Nacho Artime, al frente del novedoso «Último grito», dirigido por Pedro Olea e Iván Zulueta. Además de realizar entrevistas y hablar de la actualidad musical, este formato de la UHF incluso parodiaba filmes de la época. Basado en la cultura anglosajona, creó un lenguaje televisivo propio, pero fue demasiado novedoso para el franquismo y acabó en 1969, tras la marcha de Manuel Fraga del ministerio de Información.

El bigote de José María

Con «Estudio abierto» José María Íñigo da el salto a la primera cadena. Este formato, creado por Fernando Navarrete, el realizador que se puso al frente de prácticamente todos sus grandes programas, mezclaba entrevistas, actuaciones musicales y análisis de la actualidad. Entre los grandes momentos vividos en el formato destaca la entrevista a Rita Hayworth, una de las actrices más famosas de la década de los cuarenta, o el día en que un invitado pide permiso para dar un tironcito del bigote a Íñigo y comprobar que su característico mostacho es real.

La cubertería, destrozada por Uri Geller

En 1975, el mentalista Uri Geller sorprendió a todos los españoles, incluido el propio José María Íñigo, presentador de «Directísimo», destrozando una cuchara sin tocarla, simplemente con el poder de su mente. «¡Adiós!», exclamó Íñigo mientras Geller doblaba la cubertería frente a él.

Paco Camino vs Palomo Linares

«Directísimo» también dio otro momento histórico para la pequeña pantalla: el encontronazo entre los toreros Paco Camino y Palomo Linares. José María Íñigo logró reunir a ambos rivales en plató después de varios cruces de declaraciones dentro y fuera de la plaza. La tensión entre ambos no se relajó durante la entrevista. «Si tú quieres ahora mismito en la puerta nos partimos la boca», le espetó Camino a Linares.

El pendiente de Lola Flores

En «¡Esta noche... fiesta!», otro de los exitosos programas de José María Íñigo, Lola Flores perdió un pendiente durante su actuación. Aunque estaba encantada con el cariño del público, toda su obsesión era encontrarlo. «Bueno, muchas gracias de todo corazón (refiriéndose al público) pero el pendiente, Íñigo, no lo quiero perder», afirmó.

Rapado en «Supervivientes»

En Telecinco, José María Íñigo se embarcó en «Supervivientes 2006: Perdidos en el Caribe» para contar desde República Dominicana la última hora del concurso a Jesús Vázquez, entonces presentador desde plató. Días antes de su viaje, afirmó: «Allí me voy a rapar la cabeza por primera vez en mi vida». Dicho y hecho.