ES NOTICIA EN ABC

Machismo en televisión: cuando la mujer es tratada como objeto frente a millones de personas

El polémico debate de la RAI se suma a la lista de programas con actitudes reprochables en cuestión de género

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El patinazo de la RAI (Radiotelevisión pública italiana) durante una tertulia, cuyo objetivo era analizar la figura de la mujeres de Europa del este, ha suscitado un acalorado y ya recurrente debate sobre el modo en que la mujer es tratada en televisión. La cadena pública no solo permitió la emisión de un programa de marcado contenido sexista sino que, además, dejó que algunos de sus colaboradores dijeran, entre otras lindezas, que las mujeres del Este «perdonan la infidelidad» y que «están dispuestas a que mande el marido». No fueron las únicas frases polémicas, pues también se pudo escuchar que las mujeres de esta zona del mundo «siempre son sexis» y que, tras el parto, «recuperan un físico macizo». Como no podía ser de otra forma, la RAI ha tenido que disculparse ante lo que algunos, como la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, han considerado una actitud «inaceptable» y que presenta a la mujer como «un animal doméstico».

El programa de la RAI ha indignado incluso a sus responsables, que no han tardado en pedir perdón públicamente. Así lo hizo este fin de semana la presidenta de la cadena, Monica Maggioni quien, además, ha cancelado el programa.

El trato a la mujer como objeto que la RAI llevó a cabo ante millones de espectadores no es, por desgracia, algo aislado. En los últimos meses, la televisión ha hecho gala de un buen puñado de emisiones cuya representación del género femenino está, cuanto menos, en entredicho. En noviembre del pasado año, sin ir más lejos, el popular programa matinal «Sabahiyat 2M», que emite la televisión pública marroquí, decidió celebrar el Día Internacional para la lucha contra la Violencia de Género ofreciendo una clase de maquillaje para enseñar a mujeres maltratadas a camuflar los signos de maltrato. Durante la emisión, además, se ofrecían consejos como: «Después de la paliza, esta sección es aún sensible, así que no se presiones» o «Utiliza una base de maquillaje amarilla. Si utilizas una blanca, las marcas de los puñetazos se continuarán viendo». Esta banalización de la violencia de género recibió una sonora respuesta en redes sociales que llevó a la cadena de televisión a pedir disculpas, algo que muchos consideraron insuficientes, dada la gravedad del asunto.

También Francia tuvo que disculparse el pasado año por la actitud, más que reprochable, de uno de sus colaboradores quien, sin cortarse, besó en el pecho a la modelo de un programa de televisión sin haber recibido consentimiento alguno por parte de la joven. Ocurrió en el programa «Touche pas à mon poste!» durante la recreación del robo que Kim Kardashian había sufrido días antes en París. Tras la representación, en la que la joven encarnaba a una Kim Kardashian que había sido maniatada, el presentador del programa pidió a la modelo que besara a su colaborador en la mejilla. La chica se negó y, a cambio, recibió un beso no consentido en el escote.

Agresión física

Las imágenes más duras contra la mujer tuvieron lugar, durante la emisión de un reality show en Serbia y en el que uno de los concursantes golpeaba, sin dudar, a su pareja ante millones de espectadores:

Ocurrió en «Couples», un programa en el que varios matrimonios conviven en una mansión de Belgrado. En las imágenes puede verse como uno de los concursantes agrede a su pareja durante una pelea. El agresor, Marinkovic-Gastoz, discutía con otro concursantes cuando su pareja intervino. Él intentó que dejara de hablar tapándo su boca pero, ante la insistencia de la chica, Gastoz la levanta bruscamente y le dice «¡Tú eres mi chica! ¡Cállate, te dije que te callaras!». Casi tan duro como la agresión resulta ver que ninguno de los concursantes del reality se levantó a ayudar a la joven.

En Brasil, tras un debate político a cuenta de la alcadía de Río de Janeiro, la periodista Mariana Godoy tuvo que soportar que el candidato Marcelo Crivella se dirigiera a ella y a otra compañera resaltando, únicamente, su aspecto físico. «Quiero agradecerte a ti, Mariana, y a ti Ana, y decir que todo ese éxito se debe a ustedes. Seguramente la belleza de ustedes le encantó a los telespectadores y a todos», dijo el político. Mariana Godoy no dudó en mostrar su malestar saludando a cámara como si fuera una «Miss», un gesto que fue alabado por la audiencia.