ES NOTICIA EN ABC

El «loco» almacén de «Masters de la reforma» y otros secretos de rodaje

En la última entrega del espacio, en cuya grabación estuvo ABC, los concursantes diseñaron una habitación para el bebé de Eva González

Masters de la reforma
Masters de la reforma - ANTENA 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El plató de «Masters de la reforma» (cada lunes, en Antena 3) no huele tan bien como el de «MasterChef» pero es casi tan impresionante como las populares cocinas. Esta nave de más de 2.500 metros cuadrados, situada en las inmediaciones de Alcalá de Henares, además de tener un gran espacio diáfano donde se realizan las pruebas y el andamio balcón para disfrutarlas desde las alturas, cuenta con un almacén de material de obra, muebles y complementos que es casi como un parque de atracciones para cualquier amante de las reformas.

«Dependiendo de la temática intentamos que haya la mayor cantidad posible de elementos para que los concursantes juegen con ellos. En este caso, que estamos haciendo una habitación infantil para el hijo de Eva González, hemos buscado juguetes, tipis, cestos, cortinas, cojines... Muchos de ellos son cedidos de otras marcas, además de los de nuestro proveedor oficial. Tratamos de montar cada escaparate para que quede bonito pero tampoco dé demasiadas ideas a los concursantes. Nos movemos en ese equilibrio. La idea es que sea una especie de almacén loco», cuentan los responsables de arte de plató, que tratan, con sus creaciones, de mantener la estética del programa. «Da gusto venir como invitada, porque vienes pidiendo», bromea González, que se reconoce como una aficionada a la decoración a nivel «amateur» y admite que «cogerá ideas» para la habitación del pequeño Cayetano.

Además del equipo de plató, hay otra unidad que trabaja en las grandes obras de exteriores. Allí, cuentan los responsables del programa producido por Shine Iberia, tienen un equipo de reformas profesional que se encarga de reparar o acabar lo que los concursantes dejan inacabado o mal hecho.

El mayor fallo de los concursantes, según el jurado formado por Tomás Alía (arquitecto e interiorista), Pepe Leal (interiorista) y Carolina Castedo (jefa de obra), es «la falta de creatividad» ella y de «organización y planficación». «De cualquier forma, sí muestran muchas ganas de aprender», subraya Alía. «Queremos que con cada programa el espectador saque alguna enseñanza, intentamos que sea muy didáctico y nuestros telvidentes aprendan unos principios mínimos del diseño», recalcan. Nada que ver con el nivel de exigencia que deberá alcanzar el primer «Master de la reforma».