ES NOTICIA EN ABC

Los Lobos Los otros premios millonarios que «¡Boom! ha superado

Los Lobos se hicieron con el mayor bote repartido por un programa de televisión al ganar 6.689.700 euros

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«¡Boom!» ya ostentaba el título de programa de televisión español que había entregado el mayor premio. Se lo llevaron «Los RockCampers», un grupo formado por cinco amigos que logró aguantar 60 programas, en junio de 2016 y ascendía hasta 2,3 millones de euros. Solo se acercaba «Pasapalabra». Diez años antes, el programa de Telecinco entregó, con Jaime Cantizano como presentador, los 2.190.000 euros acumulados en el rosco a Eduardo Benito, un comercial madrileño de 38 años. Antes de ese premio, el bote más alto del programa estaba en 1.023.000 euros; el que se llevó en 2004 Manuel Romero, técnico de Patrimonio Artístico.

El 8 de mayo de 2006 parecía un día normal. Eduardo Benito se enfrentaba, como una tarde más, al rosco de «Pasapalabra». Había cosechado unas cuantas buenas rachas que le habían ayudado a completar casi todas las respuestas, pero se le había atragantado una letra. «Con la J: apellido del poeta y Nobel de literatura español autor de Platero y yo», leyó Cantizano. Entonces, Benito se acordó: Juan Ramón Jiménez. Esta respuesta le llevó a conseguir el premio más alto del programa de Telecinco, un título que sigue ostentando trece años después.

«Los Lobos» no solo han conseguido un premio mayor que cualquiera que haya entregado «Pasapalabra» y el de sus antecesores «Los RockCampers». El equipo formado por Valentín, Erundino, Alberto y Manu se hicieron este lunes con el mayor premio entregado en un programa de televisión. No de España, del mundo. La cantidad asciende hasta 6.689.700 euros. Neutralizar la bomba final supuso ganar 4.130.000 euros, pero los concursantes habían acumulado, programa a programa, 2.556.100 euros más.

Hasta el momento, el récord lo tenía Holanda. «Miljoenenjacht», la versión local del internacionalizado «¡Allá Tú», entregó 11.000.000 de florines (5 millones de euros) a Arno Woesthoff en la segunda vez que fue al programa en 2001. Cabe destacar que por aquel entonces, en la televisión española el mayor premio que podíamos ver era el de «50x15 ¿Quiere ser millonario?», que ascendió hasta las 50.000.000 pesetas (300.000 euros) gracias a la brillante actuación de Enrique Chicote.

Le sigue el veterano «Jeopardy!», en emisión desde 1964, un programa televisivo en el que los concursantes no tienen que responder correctamente preguntas; deben adivinar cuáles son las preguntas que corresponden a las respuestas que les facilitan. El quiz show estadounidense ha repartido tres de los diez premios más abultados de la historia de la televisión. En tercer lugar aparece Brad Rutter, con 4,34 millones, cantidad que consiguió tras participar en varias versiones del programa.

En cuarta posición está uno de sus rivales directos: el informático Ken Jennings. Su ganador más longevo aguantó 74 preguntas sin fallar, y ganó 2,25 millones de dólares. Esta cantidad subió hasta los 3,52 millones tras su paso por otros concursos como el americano «¿Eres más listo que un niño de primaria?», «Grand Slam» y «1 vs. 100». Pese a la longevidad del formato, no fue fácil despedirse de dos concursantes con tanto carisma. Algo similar a lo que le ocurrió «Pasapalabra» tras la salida de Fran.

Otra superpotencia de los concursos se podía encontrar en Alemania: «Schlang den Raab», en español sería «Vence a Raab». El programa televisivo, que se emitió desde 2006 hasta 2015, entregó un bote acumulado de tres millones de euros a Nino Haase. Para conseguirlo, el doctorado en química tuvo que superar al co-presentador e ídolo alemán, Stefan Raab, en una serie de pruebas físicas, culturales y de habilidad, entre otros desafíos.