ES NOTICIA EN ABC

Lazos de sangre Isabel Preysler se sincera en TVE sobre Vargas Llosa: «No podría estar con alguien a quien no considerara inteligente»

El programa de TVE entrevistó a sus hijos Tamara Falcó y Julio Iglesias Jr para trazar un perfil de la reina de la prensa rosa

TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este miércoles TVE emitió el quinto programa de la temporada de «Lazos de Sangre», esta vez dedicado a la saga de Isabel Preysler. ¿Cómo es de puertas para adentro Isabel Preysler? ¿Cuáles han sido las grandes alegrías y tristezas en la vida de la mujer que más portadas ha protagonizado en los últimos años? Sus hijos participaron en «Lazos de sangre» para arrojar un poco de luz sobre la vida y el carácter del personaje.

El documental repasó la vida y la larga trayectoria de Isabel Preysler. Buena parte del metraje estaba dedicado a los sonados amoríos de la reina del corazón: en la década de los 70 estuvo casada con Julio Iglesias, en los 80 con un marqués, en los 90 con el Ministro de Economía Miguel Boyer y, en la actualidad, es la pareja sentimental del premio Nobel Mario Vargas Llosa.

«Lazos de sangre» reunió al entorno más cercano de Isabel Preysler para conocer quién es la mujer que, recién llegada de Filipinas, consigue enamorar al cantante más deseado del momento, Julio Iglesias. «A los 17 años, que todo el mundo dice tonterías, ella no decía ninguna», recordó su amiga la empresaria Begoña Zunzunegui, «además era guapísima. Eso sí, tardo tiempo en adaptarse porque no sabía castellano, pero poco a poco fue introduciéndose en la buena sociedad». Dos años después de haber llegado a España se quedó embarazada de Julio Iglesias y se casó con él. El matrimonio duró siete años, y fruto del mismo nació Julio Iglesias Jr. «Que fuese ella la que pidiera el divorcio de Julio me pareció una demostración muy feminista», comentó Boris Izaguirre.

«Es el último mito vivo que queda en España», dijo sobre ella es periodista Carlos García Calvo. Para Izaguirre, «es el poder de su mente lo que termina atrapándote». Lorenzo Caprile, el diseñador de moda que ha hecho varias vestidos para Preysler, explicó que «hablar del estilo de Isabel es hablar del estilo de la gran señora de los últimos años en España». Además, añadió, «cualquier cosa que se ponía la veías al día siguiente en la calle y todo el mundo lo quería».

Sus hijos, Tamara Falcó y Julio Iglesias Jr, describieron a la mujer pero también a la madre más desconocida. La primera habló largo y tendido sobre su vida y su relación con su madre. Un capítulo especial versó sobre sus intensas experiencias religiosas. «He encontrado el equilibrio a través de Jesús», explicó, «y creo que todos los católicos deberíamos plantearnos en algún momento la vocación». A este respecto, el padre Ángel contó de ella que es «una mujer con un vida interior especial. No creo que llegue a ser monja, pero es una mujer que siempre desconcierta».

Desde hace unos años, Isabel Preysler mantiene una relación con el escritor Mario Vargas Llosa a quien, según Jaime Peñafiel, conoció en los años 80 cuando ella viajó a Ohio para entrevistarle. Tamara Falcó solo tenía elogios para el escritor peruano: «Es muy simpático y tiene una disciplina ejemplar». Su hijo Julio contó que le parecía «muy bien que mi madre esté feliz y contenta. Además, Mario es madridista y puedo ver los partidos con él».

Como colofón del programa Boris Izaguirre, amigo de Preysler, consiguió una entrevista exclusiva con la celebridad. Le preguntó en primer lugar por sus hijos. «Me derrito cuando oigo lo que dicen de mí», explicó, «siempre son muy cariñosos y exageran. ¡A mí no me dicen esas cosas que dicen cuando otros les preguntan por mí!». Aseguró también que sus hijos «han sido lo más importante de mi vida».

Sobre su nueva pareja Izaguirre quiso saber «cómo es vivir con un Premio Nobel» e Isabel explicó que «vivir con Mario no es vivir con un Premio Nobel, porque no va de Premio Nobel. No podría estar con alguien que no considere inteligente o que no le tenga ninguna admiración». Le contó al entrevistador que «hace la vida muy fácil y agradable, y no se da a sí mismo la más mínima importancia. Admiro su gran humildad».