ES NOTICIA EN ABC

Lazos de sangre Carlos Larrañaga, el seductor nato que conquistó a Ava Gardner

Actores como José Sacristán o el recientemente fallecido Arturo Fernández compartieron con «Lazos de sangre» sus recuerdos de Carlos Larrañaga

El actor Carlos Larrañaga, a la izquierda del todo, junto a su mujer y sus hijos
El actor Carlos Larrañaga, a la izquierda del todo, junto a su mujer y sus hijos - TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En la entrega de esta semana de «Lazos de sangre», el programa de TVE dedicado a reflejar a las sagas más conocidas de nuestro país, estuvo dedicado esta semana a la familia Larrañaga-Merlo. El espacio, dirigido por TVE, se adentró en el teatro familiar, el Teatro Maravillas de Madrid, para conocer, de la mano de Luis Merlo y Juan Carlos Larrañaga, los secretos de la saga de actores.

Los Larrañaga Merlo han sido y siguen siendo una de las familias más aplaudidas de la escena teatral española. Su historia se puede contar a través de sus pasos sobre el escenario y también a través de las vivencias familiares y amorosas que han vivido. La propia María Luisa Merlo se prestó a charlar con Boris Izaguirre en plató sobre el carácter y la historia de su familia.

El documental mostró las vidas del seductor Carlos Larrañaga y de la carismática María Luisa Merlo a través del testimonio de sus herederos. Sus hijos contaron cómo fue la infancia de unos niños que crecieron al calor de una familia unida, sus posteriores carreras marcadas por la interpretación, o qué ha supuesto en sus vidas la llegada de grandes actrices como Maribel Verdú. Además, se presentaron nuevos detalles de la vida amorosa de Carlos Larrañaga, así como los amores y los secretos mejor guardados de María Luisa Merlo.

El programa fue también un homenaje a Arturo Fernández, fallecido el pasado mes de julio, que concedió a «Lazos de Sangre» su última entrevista en televisión. El actor, además de relatar anécdotas vividas con Carlos Larrañaga, con quien compartió escenario en numerosas ocasiones, se sinceró sobre lo que su profesión había supuesto para él. «De todos los compañeros que he perdido, Carlos es el que recordaré siempre», contó el difunto actor, que dijo sobre su compañero que «amaba su profesión, sobre todo el vestuario».

Otros intérpretes, de la talla de José Sacristán o Emilio Gutiérrez Caba, compartieron con «Lazos de Sangre» recuerdos y vivencias inolvidables que vivieron junto a algunos de los miembros de la familia Larrañaga. «Era un hombre atractivo y un actor muy bien dispuesto», recordó el primero.

«Mi padre era un señor que a veces era serio», contó Luis Merlo, el hijo de Carlos Larrañaga, «pero luego lo veías en una película disfrazado con noventa toallas y te partías de risa». Larrañaga fue uno de los grandes seductores de su época, un hombre atractivo con gran éxito entre las mujeres. «Carlos era muy guapo y muy cautivador», recordó el periodista Jesús Mariñas. El propio Mariñas fue quien relató el romance que el actor mantuvo con Ava Gardner: «Por entonces Carlos tenía una función en el teatro, y Ava Gardner iba a buscarlo todos los días al teatro con su chófer y luego se iban al piso de Ava en la calle del Barquillo».

Con ese éxito entre el sexo opuesto, no es de extrañar que le costase ser fiel a sus parejas. «Carlos no era infiel por costumbre», explicó Mariñas, «sino por aburrimiento. Tenía mucha curiosidad y era muy divertido en ese sentido». El tema de los celos, como contó una expareja del actor, «es algo que he trabajado mucho».

De entre la descendencia del actor tuvieron especial protagonismo Luis y Amparo, ambos actores pero con carácter muy diferente. «Luis Merlo es lo contrario de su hermana Amparo», explicaba una amiga de la familia, «él es más extrovertido, cariñoso y abierto». Merlo recordó que él siemore había tenido «amigos mayores que yo, y soy una persona con un grado altísimo de curiosidad».

Merlo se mostró muy agradecido y orgulloso de haber nacido en su familia: «Por ejemplo, nunca le agradeceré a mis padres la biblioteca que tuvo. Yo era un niño solitario y me apasionaba la lectura, la música y el cine». También Juan Carlos Larrañaga, el hijo mayor del actor, habló en término similares de la suerte que había tenido de haber nacido en su familia.

En verano de 2012 Larrañaga tuvo que ser ingresado por unos problemas cardíacos y perdía la vida apenas diez días después. «Había un alto nivel de posibilidad de que saliese de ello, por eso fue muy doloroso», explicó su hijo Luis Merlo.