Es Noticia
Chester

Josema Yuste, sobre Dani Mateo: «Con la bandera española hay que tener tacto y cuidado»

El humorista Josema Yuste habló con Risto Mejide sobre su pasado en «Martes y Trece» y los límites del humor

CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un domingo más volvió a las pantallas de Cuatro «Chester», el programa de entrevistas conducido por Risto Mejide. La actriz Yolanda Ramos y el humorista Josema Yuste fueron los entrevistados de esta nueva entrega.

Ramos recordó junto a Mejide sus primeros pasos en el mundo del cine y la televisión. Ella trabajaba como vedette en Barcelona cuando José Corbacho le dio su primera oportunidad. «Yo ya lo sospechaba. Muchas veces cuando me sentía muy desgraciada, pensaba: ‘Va, tía, tira, que de esto podrás hacer cine o algo», contó entre risas, «aprendí más de Corbacho que de Almodóvar. Pedro, una persona de su estatus, me hizo sentir muy vulnerable. Tío, que te disfrazabas de mujer en la Movida. Si tú fuiste artista, nosotros también, y si tú fuiste vulnerable, nosotros también».

Josema llegó a plató «muy bien, muy feliz y muy contento porque me caes bien, pese a todo. Te lo quería decir porque me pareces un tío con criterio, que lo mantienes hasta el final». Risto reconoció que le hacía «mucha ilusión que estés aquí. Te admiro muchísimo porque los de tu generación sois los padres del hum0r patrio, todos beben de lo que hicisteis vosotros». «Yo me siento muy orgulloso de mi paso por "Martes y Trece"», le confió el invitado.

Por lo demás, aseguró estar «muy tranquilo y duermo bien, que es lo importante. Yo he llegado hasta aquí luchando mucho: me quedé sin madre a los 9 años, fui a hacer la mili en África...Siempre perseguí mi sueño y lo he conseguido. Yo soy un autodidacta y luchado contra viento y marea».

Acto seguido Risto Mejide sacó uno de las temas más controvertidos de los últimos tiempos, como es el de la libertad de expresión y los límites del humor. «Nosotros muchas veces hemos bordeado la línea de lo permisible, a veces incluso pasándola un poquito», contó Yuste, «pero creo que el humor si no tiene crítica, sátira y un poquito de mala uva queda sin sustancia y soso. Uno tiene que atreverse a llegar a esa línea, pero hay cosas con las que yo, personalmente, no juego».

Una de esas cosas con las que prefiere no frivolizar son las banderas. «Con la bandera española hay que tener cierto tacto y cuidado, porque muchos nos sentimos identificados con ella». Risto le preguntó por el caso de Dani Mateo, que hace unos meses se sonó los mocos con la bandera española. «La reacción fue exagerada pero me ofendió un poquito», dijo el humorista, «Hay muchos millones de españoles que se han ido a emigrar a Alemania a trabajar, a luchar, a sacar a su familia adelante; a traer el sueldo aquí cuando podían venir a traer el sueldo, que las han pasado putas y canutas, y para ellos esa bandera significa seguramente más que para mí. Mucho más. Entonces yo sólo por eso no lo hubiera hecho. Tú puedes hacerlo, pero te expones a que pase esto».

Otro asunto que Yuste respeta mucho son las religiones. «Mi humor es muy blando y las religiones no las tocó porque es un tema muy escabroso. En España ningún humorista hace humor del islam, pero de la católica sí hacen mucho humor». Luego el invitado hizo autocrítica recordando su famoso gag de la mujer maltratada. «No volvería a hacerlo ese sketch. Era una cosa de humor absurdo. Lo sacas de contexto, lo traes aquí hoy y, claro, es acojonante. Ni se me ocurriría hacerlo», reconoció.