ES NOTICIA EN ABC

José Luis Moreno: de prodigio televisivo a perseguido por sus deudas

La intensa vida del productor ha estado cargada de polémicas: robos, acusaciones y desamores que han marcado su legado

El polifacético productor José Luis Moreno
El polifacético productor José Luis Moreno - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

José Luis Moreno (1947, Madrid) es uno de los productores audiovisuales más prolíficos de España. Sumido siempre en la polémica, se ha merecido por méritos propios ser considerado un hombre casi renacentista. No solo domina el arte de los focos y las puestas en escena, sino que también es todo un erudito: es músico, cantante, ventrílocuo, poliglota, e, incluso, neurocirujano. Sin embargo, en los últimos tiempos la polémica siempre le ha rodeado: sus deudas pendientes, problemas con la justicia y los dos intentos de robo que ha vivido en su casa han condicionado su vida en los últimos tiempos.

José Luis Moreno nació en el madrileño barrio de Vicálvaro en el año 1947. Su madre, Josefa, era pianista, mientras que padre era el director del histórico teatro de marionetas del Parque de El Retiro, en Madrid. Siendo el menor de los tres hermanos, Moreno reconoció en una entrevista con Bertín Osborne haber nacido sin haber sido un hijo buscado por la pareja. «Nací de penalti, mis padres ya tenían la parejita, mi hermana y mi hermano, y un "fallo mecánico" y aquí estoy». Sin embargo, eso no le hizo sentirse menos. Reconoce que siempre que podía ayudaba en todo lo que estaba a su alcance para sentirse reconocido por sus progenitores.

Su llegada a la música: pianista y cantante

A los seis años, y después de haber desobedecido constantemente a su madre en casa, los tres hermanos fueron apuntados al conservatorio de música, en donde José Luis Moreno se sacó la carrera de piano en muy poco tiempo. Sin embargo, había otros menesteres que le interesaban más. Al otro lado del Atlántico, uno de sus tíos, Wenceslao Moreno, estaba triunfando. Se había hecho famoso en Estados Unidos gracias a sus números de ventriloquia, y quería aprender el oficio de uno de los mejores. El «Tío Wences», como era conocido artísticamente, le enseñó todos los secretos del oficio, y regresó a España.

Cuando tan solo tenía 16 años, y con la carrera de piano terminada, José Luis Moreno viajó hasta Italia para estudiar canto. Gracias a sus dotes vocales, llamó la atención de varios cazatalentos, que le ficharon como cantante de ópera, y recorrió algunos de los mejores teatros de todo el mundo. De hecho, incluso ha asegurado que tuvo la oportunidad que actuar en el Royal Opera House de Londres ante la Reina de Inglaterra, que quedó fascinada con su voz.

Neurocirujano y la llegada de los muñecos

Pero su carrera en el mundo de la música se truncó cuando, sobre los 18 años, Elia le rompió el corazón. «Caí en una cosa que entonces se llamaba angustia vital y hoy lo llaman anorexia», reconoció el propio Moreno ante las cámaras de «Mi casa es la tuya». Ante esta situación, José Luis Moreno regresaría a España, en donde se matriculó en la carrera de Medicina para tener su mente distraída. Al mismo tiempo, le pidió a su padre —que en ese momento se encontraba confeccionando los muñecos de Mari Carmen— que le elaborara algún personaje para empezar como ventrílocuo. Una vez recuperado de su enfermedad, volvió a cantar en Madrid hasta los 21 años.

Llegó a dedicarse a la neurocirugía en la clínica La Milagrosa y, aconsejado por sus compañeros de quirófano, decidió dejar a un lado la medicina y dedicarse por completo a lo que le gustaba: la ventriloquia. Rockefeller, su primer gran muñeco, tuvo un curioso origen: «Hazme un bicho que tenga muy mala leche, para desahogarme», le dijo a su padre, que creó al famoso cuervo trajeado. Junto a este llegaron después Monchito y Macario, que completaron el trío que le hizo famoso por medio mundo.

Antes de ser una figura internacional, José Luis Moreno estuvo trabajando en Cabarets. La fama le llegó, sobre todo, en Italia, en donde Rockefeller se convirtió en un icono. Gracias a su labor en las televisiones italianas, Silvio Berlusconi le ofreció entrar a trabajar para Telecincue, labor que, tras una dura negociación, aceptó. Ya en 1994, Moreno regresó a España con el programa «Risas y estrellas», que fue un éxito arrollador.

Su etapa de productor

Sin embargo, a pesar de la enorme fama que le habían dado sus muñecos, José Luis Moreno decidió guardarlos en una maleta para siempre y dedicarse a lo que más ilusión le hacía: la producción de programas y espectáculos. El primero fue «Noche de fiesta», en el que se convirtió en toda una estrella de la producción de programas.

Desde ese momento, los programas de éxito empezaron a sucederse en la carrera de Moreno: se convirtió en un imprescindible en las galas navideñas de televisión, llevó al éxito a «Aquí no hay quién viva» y posteriormente «La que se avecina», junto a «Escenas de matrimonio», entre otros muchos. Su último encargo como productor fue «La alfombra roja palace», para TVE, que no tuvo apenas éxito. Además, también le gustó ponerse delante de las cámaras, poniéndose en la piel del enemigo de «Torrente 2», de la mano de Santiago Segura.

Los atracos en su casa

Pero no todo han sido alegrías en la vida de José Luis Moreno, ya que la polémica ha estado especialmente vinculada en torno a su vida. Una de las más impactantes fue el doble atraco que sufrió el productor en su propia casa de Boadilla del Monte, en Madrid. En 2007 una banda de seis albanokosovares irrumpieron en el chalet de Moreno mientras se encontraba dentro durmiendo. A diferencia de lo que harían muchos, José Luis Moreno se negó a darles la clave de su caja fuerte, y como consecuencia le asestaron un golpe en la cabeza con un hacha.

José Luis Moreno durante la rueda de prensa explicando su estado de salud tras el primer atraco
José Luis Moreno durante la rueda de prensa explicando su estado de salud tras el primer atraco - IGNACIO GIL

En 2016 volvió a sufrir un nuevo intento de robo, pero Moreno había aprendido del pasado y estaba preparado para reaccionar. Se encontró esta vez con los dos asaltantes en el jardín y, ni corto ni perezoso, se encaró con ellos y logró que huyeran, dejando caer el botín que habían conseguido en un robo de otra casa de la misma urbanización. Desde entonces, el productor asegura ir armado a todos lados por seguridad.

Los escándalos de José Luis Moreno

Una de las polémicas que más han sonado en torno a la vida de José Luis Moreno tiene que ver con su faceta como productor. Varios famosos le han acusado de no haberles pagado los honorarios e, incluso, de haber trabajado con ellos sin ningún tipo de contrato. Una de las primeras personas que hicieron público este hecho fue la actriz Yolanda Ramos, en una entrevista al artista en «Hable con ellas», que terminó con la promesa de Moreno de pagarle y, a fecha de publicación de este artículo, no hay constancia pública de que se haya efectuado el abono.

El humorista Miguel Lago también lo hizo público hace unos días, pero no han sido los únicos: la actriz Marisa Porcel y Pepe Ruiz aseguraron haber trabajado para Moreno sin contrato, el artista Miguel Poveda denunció al productor por no tener contrato y no haberle pagado en una de sus galas navideñas. También recibió una denuncia, que fue sobreseída, por un accidente en uno de sus teatros en Valencia y, posteriormente, apareció su nombre relacionado con el caso de Luis Bárcenas, en los que habría hecho diez ingresos bajo el nombre de «Moreno» y «José L. Moreno», de los cuales se ha desvinculado completamente.

Gracias a su trayectoria, ha acumulado más de cien millones de euros, pero también tres familias y tres esposas, madres ellas de sus tres hijos. Culpa al trabajo de no haber podido compartir más tiempo con ellos, pero también tiene ahora problemas con sus sobrinos. Laura y Alberto Caballero son los guionistas y productores de «La que se avecina», serie que está en el aire por los problemas con su tío.

Aunque la serie pertenece a los hermanos Caballero en producción, los estudios de televisión que se utilizan para grabar la ficción son propiedad de Moreno. A consecuencia de los «serios desacuerdos» entre ambos, la serie podría quedarse sin lugar donde poder rodar y, por lo tanto, echando definitivamente el cierre. Al parecer, según publica El Español, la relación es «casi nula» y solo se comunican por burofax.

El último escándalo en el que se ha visto involucrado José Luis Moreno ha sido con su etapa de productor de series para cadenas autonómicas, y en especial para Canal 9. La difunta pública valenciana habría pagado 1,9 millones de euros de más al productor de forma indebida. Según eldiario.es, el juzgado de Instrucción número 6 de Paterna (Valencia) está investigando algunos contratos que llevaron al cierre de la cadena, y entre ellos se encuentran los de los programas «De un tiempo a esta parte» y la serie «Planeta 25», ambas producidas por Moreno.

Según los peritos judiciales, por estos formatos se pagó dinero de más, comparándolo con otros productos de éxito en otras cadenas. Moreno ha desmentido estas informaciones por completo e, incluso, ha amenazado con ir «querella por querella» hacia todos aquellos que le difamen.