ES NOTICIA EN ABC

El infierno de «Sálvame»: sus colaboradores no pueden más

El programa de Telecinco se ha convertido en un lugar hostil para sus trabajadores. La última en abandonarlo ha sido Terelu Campos

Terelu Campos ha sido la última colaboradora en abandonar el espacio
Terelu Campos ha sido la última colaboradora en abandonar el espacio - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace apenas unos días, Terelu Campos hacía pública su ruptura con «Sálvame» después de casi una década de su primera aparición en el programa. La mayor de las Campos asegura estar harta del trato dispensado por sus compañeros y «amigos». «Deja el programa tras ocho años al pie del cañón. Ha dicho que se encuentra muy débil emocionalmente. No solo por los problemas de salud que ha sufrido, sino que también dice que no se encuentra con fuerzas y que no tiene la fortaleza suficiente para aguantar cuando se habla de su familia ni de ella», anunciaba Carlota Corredera en el programa de Telecinco. Pero no es la única colaboradora que ha dicho adiós al formato en los últimos meses.

Su hermana, Carmen Borrego, es otra de las personas que ha decidido zanjar su relación con «Sálvame», aunque sigue colaborando en «Sábado Deluxe». Según ha relatado en numerosas ocasiones, la fama le ha superado hasta tal punto que aseguró que había perdido el buen humor y esto terminó afectando directamente a sus familiares y amigos más próximos. Uno de los motivos que le empujaron a abandonar el programa fue la relación que mantenía con sus compañeros.

«Me duele. Son una piña y yo soy la última que ha llegado, sé que cuesta y no soy tan amiga. Cada vez que le pasa algo a Lydia (Lozano) yo estoy, por eso me ha dolido que no me preguntara cómo estoy. No lo digo a malas, lo digo con dolor, creo que no les importo absolutamente nada», explicaba en una entrevista con «Lecturas». La única colaboradora que se atrevió a darle la razón a Carmen Borrego fue Mila Ximénez: «Me cuesta mantener una relación sana con ellas [las Campos] porque no las entiendo».

Otra de las colaboradoras que ha visto como sus compañeros se mofaban de su familia ha sido Anabel Pantoja. La «primísima» aprovechó la presencia de Isa Pantoja y Kiko Rivera en los distintos realities de la cadena para ocupar una silla en «Sálvame» y así poder defenderles. Lo que no había previsto es que sus compañeros aprovecharían su presencia para intentar sacar información a cualquier precio. Son muchas las tardes en las que la sobrina de Isabel Pantoja terminaba llorando por los pasillos de Mediaset, sobrepasada por la situación. Incluso llegó a dejar el programa por un tiempo a finales del año pasado. Actualmente, continúa en «Sálvame» y su situación, tras el acuerdo al que ha llegado Mediaset con los Jurado, parece más llevadera.

La relación de Gustavo López y María Lapiedra también ha estado en el punto de mira de «Sálvame». El paparazzi y la colaboradora se han visto señalados por sus compañeros en infinidad de ocasiones, llegando a ser acusados de «montajistas». Los colaboradores de «Sálvame» vieron en esta relación la oportunidad de «devolver» los dardos que Gustavo López les había tirado. Como Gema López, de quien filtró un nuevo amor. «Creo que me he ganado el respeto, otros lo han perdido y a mí no me hacen falta explicaciones ni que se pongan de rodillas ni que me pidan perdones», espetó la periodista.

De hecho, Gema López abandonó el plató de «Sálvame» tras un encontronazo con María Lapiedra, quien acudió al plató para intentar aclarar el supuesto «lío» que había provocado esta filtración.«¡Qué pena que Gustavo González después de ocho años haya logrado venir más días vendiendo su vida o echando mierda sobre la mía», decía antes de lanzarle una advertencia a la propia María Lapiedra: «No nos vamos a ver en un plató, nos veremos donde nos tenemos que ver». Pero, tranquilos, parece que esta amenaza se quedó solo en eso.

Otro paparazzi que ha abandonado recientemente «Sálvame» es Diego Arrabal, concretamente el pasado mes de marzo. «Me veo obligado a tomar esta decisión. Están siendo vulnerados tanto mi honor como mi intimidad personal y familiar en estos últimos días en el programa 'Sálvame'», afirmaba en el mensaje que acompaña al comunicado, donde anunció también su intención de recurrir a la justicia para resolver este conflicto laboral: «Sintiéndolo mucho, tengo que ser coherente con mi decisión de tomar medidas legales».

Esta tensión no solo afecta a los colaboradores. Incluso Paz Padilla ha abandonado el plató tras sufrir los reproches de sus compañeros. El pasado mes de abril, la presentadora advirtió de que los comentarios que se estaban haciendo fuera de cámara eran demasiado desaorfunados y que, si seguían así, tendría que hacerlos públicos. A lo que Belén Esteban le gritó: «¡También hemos escuchado barbaridades de ti!». La gaditana no dudó en quitarse la petaca de sonido y salir del plató.

Payasín, nuevo colaborador

En vista de los continuos problemas con sus tertulianos, el programa decidió hace unos días dar entrada a un nuevo comentarista, al que definieron como «polémico». La identidad del colaborador se desvelaría este miércoles, y para no romper con la costumbre, «Sálvame» no reveló su nombre hasta casi el final del programa.

El «nuevo» tertuliano, no obstante, tendría una particularidad: se trata de Payasín, el pequeño hombre disfrazado de payaso que disfruta de lo lindo lanzando tartas a los concursantes de «Gran Hermano DÚO» y «GH VIP». «Payasín perseguirá a los famosos con una tarta... y preguntará cosas tan agudas que estos preferirán un tartazo a contestar», señaló Vázquez.