Es Noticia

Así es el Ken humano, nuevo concursante del «GH VIP» británico

Rodrigo Alves es conocido por haberse sometido a más de 50 operaciones estéticas para sentirse atractivo

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Mientras que seguimos esperando a que Telecinco desvele los primeros nombres para entrar en «Gran Hermano VIP», la versión británica del reality ya ha comenzado. Entre los concursantes que se han encerrado en la casa destaca especialmente Rodrigo Alves, conocido popularmente como el Ken humano. Alves ha recorrido los platós de televisión de medio mundo, mostrando lo diferente que está después de haberse sometido a más de 50 operaciones estéticas para sentirse atractivo.

Todo comenzó cuando Rodrigo Alves era un joven con sobrepeso que estaba acomplejado. Sus compañeros no dejaban de meterse con él y decidió dar un cambio en su vida. Además, Alves también tenía un problema en las glándulas mamarias que llevaron a que su pecho se desarrollara más de lo normal. Harto de no sentirse atractivo, decidió cambiar su vida gracias a la magia de la cirugía estética.

La primera intervención fue para eliminar el volumen de sus pectorales, y posteriormente decidió retocarse la nariz, en una de las muchas operaciones que ha sufrido en el rostro. Se ha puesto una placa en el mentón para hacer su rostro más redondeado, varias liposucciones y se ha moldeado los abdominales. También sus pómulos y labios han sufrido modificaciones, al tiempo que se ha cambiado el color de sus ojos, en una intervención que los médicos se negaron a realizar en un principio.

Más de 350.000 dólares le han servido para intentar sentirse más a gusto con su físico, aunque no le ha evitado algún susto. Tras hacerse unos implantes en sus bíceps para moldearlos, una bacteria entró en contacto con él durante la intervención, y estuvo a punto de perder ambos brazos. Por suerte para el Ken humano, la amputación no fue necesaria, pero no le sirvió para coger miedo a la cirugía estética.

La última locura que ha realizado ha sido quitarse cuatro costillas. Su intención era que fueran seis, pero los médicos le recomendaron que no se quitara tantas, ya que sus pulmones podrían verse dañados. Rodrigo Alves alegó que sus americanas le quedaban estrechas, y con la operación conseguía una cintura de avispa. El Ken humano fue el primer hombre en someterse a dicha operación en todo el mundo, y el resultado le gustó. Ahora, Rodrigo Alves se encuentra dentro de la casa del «Gran Hermano VIP» británico, en el que compartirá encierro con otros famosos.