ES NOTICIA EN ABC

«El Hormiguero» La terapia secreta de José Luis Perales

El cantante acude al programa de Pablo Motos para presentar su segundo libro «La hija del alfarero»

José Luis Perales, en «El Hormiguero»
José Luis Perales, en «El Hormiguero» - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

José Luis Perales vuelve a «El Hormiguero» para hablar de algo que poco tiene que ver con la música: su segunda novela «La hija del alfarero». En ella, la conmovedora historia de una familia de procedencia humilde cuyo devenir cambia cuando Francisca, la hija del matrimonio, decide ir a la ciudad en busca de un futuro más prometedor del que le ofrece el pueblo en el que vive. «Le cogí gustillo a escribir sin cortapisas», cuenta el cantante.

«Siempre he contado cosas en mis canciones, cuento historias, pero tenía que comprimirlas demasiado. Hasta que me salió la canción más larga», cuenta Perales. Se refiere a «La melodía del tiempo», su primera novela. En ella, se dejó sin pensar en los tres minutos que suele durar una canción y, con esto, la tensión que le supone crear un tema. «Para mí, escribir ha sido una terapia casi mejor que escribir una canción. Me ha creado menos tensión que escribir una canción con su letra, su melodía…», asegura.

Pero José Luis Perales no es capaz de separarse de la música por mucho que disfrute de la literatura. El reconocido cantante se estrena como compositor de bandas sonoras de cine, tras encargarse de la de la película «El autor», el nuevo largometraje de Manuel Martín Cuenca y que se estrena el 17 de noviembre. La película, protagonizada por Javier Gutiérrez, trata de Álvaro, un gris trabajador de una notaría cuya ilusión es convertirse en escritor. Tras separarse de su mujer decide afrontar el reto de escribir una gran novela, pero se ve incapaz. Al fallarle la imaginación, Álvaro comienza a manipular a sus vecinos y amistades para crear una historia, una historia real que supere cualquier ficción.

El fan más internacional de Perales

Durante una visita a México, Perales descubrió que Gabriel García Márquez había publicado un comentario sobre él. «Comentó que una historia que a él le cuesta un libro, yo la contaba en tres minutos», recuerda el cantante. «Investigué si era o no verdad y cuando descubrí que sí, le llame para agradecérselo». Lo que el cantante pretendía que fuese una conversación cordial terminó en una invitación a casa de «Gabo». «Me recibió su mujer Mercedes y también estuvimos con sus hijos. Después de tomar un café, García Márquez y yo cruzamos el patio de su casa colonial hasta llegar al estudio que estaba al otro lado», recuerda. Para su sorpresa, dentro de la habitación había un reproductor de vinilos y en él, estaba su disco. «Pensé que lo había puesto porque yo iba a ir, pero me dijo que realmente me escuchaba mucho». Para rematar la visita, el premio Nobel tenía preparado su libro favorito «El coronel no tiene quien le escriba» dedicado.