ES NOTICIA EN ABC

El Hormiguero Los recados de Casado a Sánchez en «El Hormiguero»: «No acepta el cara a cara que le he propuesto»

Con la entrevista a Pablo Casado «El Hormiguera» cierra su ciclo de entrevistas con los candidatos a la presidencia del Gobierno

ANTENA 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La noche de este martes continuó en «El Hormiguero» la ronda de entrevistas con los principales candidatos a la presidencia del Gobierno. Después de que la semana pasada pasasen por el plató de Antena 3 Pablo Iglesias y Albert Rivera, esta vez fue el turno del candidato del Partido Popular, Pablo Casado. Era la primera vez que el político popular visitaba a las hormigas de Pablo Motos.

«Estoy más descansado que tú seguro», le recibió el presentador, «porque con la caña que os dan en época preelectoral». «Pero yo duermo como un bebé», le informó Casado, «pero pocas horas, aunque eso es algo a lo que estamos acostumbrados los que tenemos hijos pequeños». A Motos le hizo gracia que Casado le hubiese dicho a sus hijos que, si estaba poco tiempo en casa, es porque estaba participando en un concurso. «A veces se sorprenden y me preguntan que por qué grito tanto en los micrófonos», contó el popular riendo, «y les he dicho que si gano el concurso les compro un perro».

Tras estos primeros minutos de introducción, Motos lanzó su primera pregunta a la yugular: «Has renovado el 80% de las listas del PP, ¿es esto una renovación tranquila como has dicho o es una purga?». Casado, como era de esperar, negó que hubiese ninguna purga y aseguró que existía una gran sintonía y cordialidad en el seno de su partido. «Pero algún enemigo te habrás ganado», insistió Motos. «Yo tengo buena relación con mis adversarios políticos aunque estemos en las antípodas en muchas cosas. Lo que la gente lleva peor es que los políticos estemos todos el día pegándonos, que es lo que siempre sale en el telediario».

Tras la primera pausa publicitaria, Casado sacó una caja de tomates traída de Almería para regalárselo al presentador. «No pienses que con esto me vas a ablandar para las preguntas», bromeó Motos, que siguió con su estrategia ofensiva: «¿Por qué no has sido capaz de ganar la confianza de los votantes del PP, como vemos en las encuestas?».

«Depende de qué encuesta. Pero el problema es que el espacio electoral se ha fragmentado en tres. Además el problema con las tres C: crisis, corrupción y Cataluña». Sobre lo segundo dijo que era cuestión de «uno o dos sinverguenzas que han traicionado al partido». «Será más bien uno o dos pares», interrumpió Motos. «Pero en España quien la he hecho la ha pagado, y me parece bien», replicó Casado.

El entrevistador le preguntó por el cruce de acusaciones entre Aznar y Abascal, y le sugirió que podrían batirse en duelo para solucionar sus diferencias. «Una cosa es hacer política de barra de bar, y pensar que todo es facilísimo, pero lo importante es haber sabido gestionar», fue todo lo que respondió el popular. «¿Y dirías que Aznar es tu mentor?», preguntó Motos. «Yo he trabajado tanto con Aznar como con Rajoy. Mi referencia política es Adolfo Suárez, para mí el representa la audacia y la prudencia».

El siguiente tema fue Vox, y Motos quiso saber si Casado estaba dispuesto a pactar con Abascal. «En Andalucía apoyaron la investidura, pero no aceptamos sus temas de inmigración ni de violencia de género. Yo voy a salir a ganar y a tener mayoría, y si no pactaré con Ciudadanos. Hay que aglutinar el voto en el PP porque...» «Vamos, que quieres que te voten a ti», le interrumpió Motos entre los aplausos del público.

Motos sacó luego a relucir la reciente polémica de Suárez Illana acerca del aborto. «Creo que la despenalización esta fuera de debate», explicó Casado, «pero lo que buscamos es que quien quiera ser madre tenga apoyo económico en todo. España tiene la segunda tasa de longevidad del mundo y una de las más bajas de fertilidad. Necesitamos políticas de apoyo a la maternidad».

«¿Pensáis legislar sobr el cuerpo de las mujeres? ¿Puedes garantizarme que no vais a cambiar la ley de plazos?», insistió el entrevistador. «Me gusta la ley de supuestos», replicó el popular, «ya lo he explicado como padre de un niño prematurísimo, porque a veces los plazos pueden ser excesivos. Queremos ayudar a las que quieran ser madres, y las que no quieran nos parece muy bien».

Otro tema de actualidad, Cataluña, se coló en la entrevista. «¿Cerrarías TV3 si siguen como hasta ahora?», quiso saber Motos. «Si sigue al servicio del independentismo habrá que intervenilar y si no cerrarla, claro. Pero esto no es una coacción, es un artículo constitucional cuando el presidente de una comunidad se pone fuera de la ley», argumentó Casado, que acto seguido habló sobre la posibilidad de ilegalizar partidos independentistas: «La ley de partidos prohíbe a los que alientan la violencia, como los CDR o Arran».

El último punto de la entrevista fue la economía y los impuestos. Casado dijo estar a favor de bajarlos para favorecer el mercado, y avisó que la política económica de Sánchez le recuerda a la de Zapatero. «Se demostró que Pizarro tenía razón frente a Solbes, que luego lo reconoció en un libro. Ese libro, por cierto, creo que sí lo ha escrito él», dijo Casado en una clara referencia al libro de Pedro Sánchez y su autoría.

Pero no fue ese el único recado que se llevó el presidente del gobierno. Cuando ya estaban acabando la entrevista, Casado criticó «esas políticas que hay ahora de no dar entrevistas, no ir a "El Hormiguero", no exponerse...», aludiendo a la decisión de Sánchez de no aceptar la entrevista de Motos. «No me saques ese tema», dijo el entrevistador, «y Sánchez era el que llamaba a Rajoy presidente del plasma». «Y no sé por qué no acepta el debate cara a cara que le he propuesto», añadió Casado. Antes de marcharse, Motos puso a Casado a tocar el bajo junto a los músicos del programa.