ES NOTICIA EN ABC

El hormiguero La picante (y caótica) anécdota sexual que Mónica Naranjo le confesó a Pablo Motos

La cantante catalana fue la última invitada de la semana en «El hormiguero»

Pablo Motos y Mónica Naranjo, en «El hormiguero»
Pablo Motos y Mónica Naranjo, en «El hormiguero» - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La visita de Mónica Naranjo cerró una nueva semana en «El hormiguero», el programa que presenta Pablo Motos en Antena 3. La cantante llegó al espacio de la primera cadena de Atresmedia para hablar acerca de su carrera musical, el nuevo rumbo que ha tomado su vida y su fichaje por Mediaset para presentar el formato «Mónica y el sexo», que se estrenará próximamente.

Naranjo llegó al plató «El hormiguero» pletórica, en coche –literalmente– y estrenándose como miembro del Club Platino, el selecto grupo de invitados que han acudido diez o más veces al programa de Motos. «Ahora, puedes pedirnos lo que quieras», dijo el presentador. «¿Qué tal un poco de agua? ¿O después me podéis hacer llegar al camerino un gyntonic», se preguntó la cantante, entre risas.

Instantes después, la vocalista afirmó haber tenido «un año agitado». En especial, después de divorciarse de su marido, Óscar Tarruella hace unos meses. «Me separé en marzo. Los dos primeros meses pensé que moría de la pena, pero luego me hice una capsulitis y cambié el chip», afirmó la vocalista. «No hemos venido aquí para sufrir, sino para ser felices», agregó, entre los aplausos del plató.

A continuación, Naranjo pasó a hablar acerca de su nuevo programa, parte del cual ha rodado en Japón. Un país de lo más «especial» para ella. «Tenía muchas ganas de ir y me iba a ir a Japón con mi pareja, pero al final nos separamos justo antes. Y este programa me ha dado la oportunidad de ir. Solamente puedo darle las gracias a Dios por ello», recalcó.

Tras ello, Motos recordó que la cantante celebra este año sus 25 años de carrera con el lanzamiento de su nuevo disco, «Mes Excentricités», traducido al castellano como «mis excentricidades». «Hacer una gira musical es sinónimo de una gran carrera», coincidieron ambos, antes de que el presentador preguntase a la catalana por su preparación para los conciertos. «Antes de empezar me quedo sola en el camerino, en silencio, con ese sentido de la responsabilidad y de hacerlo bien que te abruma», explicó.

El título del nuevo disco de Naranjo se lo puso muy fácil a Motos para preguntar a la cantante por sus «excentricidades». «Yo por ejemplo, no puedo comprar menos de tres unidades de cada cosa», expresó el televisivo, para abrir el debate. «Las excentricidades las vuelco en la música, aunque no puedo dormir sin mi perrita, que duerme siempre encima mía. Escucho su respiración y me da la vida», dijo la cantante en «El hormiguero».

A cuenta de ello, ambos comenzaron a hablar de sexo. «¡Qué poco sabemos del sexo. No tenemos ni idea. Estamos muy verdes!», dijo Naranjo, antes de pedirle a Motos que le contara «lo más grave» que le hubiera pasado «en la cama». «No te lo puedo contar...», dijo el presentador, que indignó a la cantante. «Hombre... me hablas de pedos, me hablas de caca y no me puedes hablar de esto», le respondió.

Presionado por la vocalista, Motos contó una anécdota, con tintes escatológicos. «Cuando me besé ppr primera vez con una chica, eructó dentro de mí. ¡Me hizo lo que yo llamo un Louis Armstrong!», enfatizó. Fue tras ello cuando Mónica Naranjo, que había prometido contarle «lo más fuerte» que le hubiera pasado a Motos en materia sexual, se lanzó a la piscina.

«Un día, con mi pareja, estaba en plena faena. Yo arriba y él abajo. Yo estaba cabalgando y de repente me di cuenta de que él se estaba escurriendo por la cama. Entonces, le cogí y le puse en el centro de la cama... y ahí se acabó el rollo. ¡Me dijo que era muy masculina, un marimacho! ¡Si solo le salvé!», dijo la cantante. «¡Haberle dejado que se cayera!», opinó el presentador. «¡Eso tenía que haber hecho! ¡Dejar que se descalabrase!», apostilló Naranjo en «El hormiguero».