ES NOTICIA EN ABC

El Hormiguero Motos y Cazorla rememoran las anécdotas más divertidas de la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

Para el presentador de «El Hormiguero» se trató de «la mejor fiesta en la que he estado en mi vida»

ANTENA 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este miércoles le tocó pasar por «El Hormiguero» al jugador del Villarreal e internacional con la Selección absoluta de fútbol, Santi Cazorla. El futbolista se sentó con Pablo Motos para repasar un año mágico en lo deportivo, al haber sido clave en la permanencia en Primera División del combinado castellonense, tras recuperarse de la gravísima lesión en un pie que estuvo a punto de hacerle colgar las botas. Superadas las dificultades de los últimos años, Cazorla, a sus 34 años, acaba de disfrutar de una nueva convocatoria de la Selección española de fútbol tras varios años de ausencia en el combinado nacional. La Roja ha superado con nota la cita, al vencer en sus dos partidos clasificatorios para la Eurocopa 2020.

Cazorla entró al plató entre los aplausos del público, y ya nada más saludar al presentador hizo gala de su habitual simpatía: «¿Y cómo fue la boda de Sergio?, ¿ya se te pasó la resaca?». Motos, riendo, le cogió el guante al invitado: «¿Quieres que hablemos de la boda? Antes llamé a Sergio Ramos, le dije que venías tú y si podíamos hablar algo de la boda, y me dijo que podíamos comentar lo que quisiésemos». Santi Cazorla corrigió al presentador: «Bueno, podremos hablar de lo que nos acordemos».

En ese momento las hormigas salieron a escena gritando que «Pablo se subió al escenario y no paraba, ¡con la rodilla lesionada y bailando!». El presentador, dirigiéndose al futbolista, le recordó que «a la tercera cerveza viniste y me dijiste que nos fuésemos a tomar algo. Ahí contigo todavía estaba bien, pero luego». Cazorla, por su parte, rememoró que «solo bebí ron, pero solo uno...uno tras otro». Motos, partiéndose de risa, le contó que él había bebido «ron, whisky, champán...»

A ambos se les veía muy satisfechos con el buen rato que habían pasado en la vida de Sergio Ramos y Pilar Rubio. «¡Qué gran hallazgo fue lo de quitarnos los móviles!», comentó el presentador, «volvimos a ser personas». Cazorla agregó que él, directamente, no lo había llevado, «lo dejé en el hotel. En la boda solo tenía móvil Florentino Pérez, que estaba viendo el partido del Madrid de baloncesto».

«Es la mejor fiesta en la que he estado en mi vida», concluyó Motos, «y creo que una de las mejores en las que jamás estaré». Para cerrar el tema de la célebre boda, las hormigas le pidieron a Cazorla que diese los nombres de los más bailones de la boda. «El primero Pablo, y yo también estoy de segundo», contestó con sorna, «habría que meter a Joaquín, aunque se fue muy pronto, y a Pepe Reina, que se quedó conmigo y acabó rompiéndose la camisa. Eran las 10 de la mañana y decidimos que ya era hora de marcharse».

Luego el presentador ya se puso a hablar de fútbol y, antes que nada, quiso mandarle un abrazo a Luis Enrique y desearle que «todo le salga muy bien». Santi Cazorla secundó sus palabras y el público les acompañó con un aplauso. Sobre su vuelta a la selección, Cazorla reconoció que tuvo «miedo de no estar a la altura, pero al final solo intenté disfrutar del momento y todo salió bien».