ES NOTICIA EN ABC

El Hormiguero Miguel Ángel Silvestre revela nuevos detalles sobre el final de «Sense8»

Silvestre habló en el plató de El Hormiguero de sus últimos proyectos, especialmente del rodaje de Sense8 para Netflix

El actor y modelo Miguel Ángel Silvestre visitó El Hormiguero la noche del lunes
El actor y modelo Miguel Ángel Silvestre visitó El Hormiguero la noche del lunes - ANTENA 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La noche del lunes fue Miguel Ángel Silvestre, nuevo embajador de la campaña de invierno 2017 de Springfield, el invitado en El Hormiguero. El actor, al que vimos como protagonista del fashion film titulado A Common Life, habló además de sus últimos trabajos.

Tras dos años viviendo en Los Ángeles, Silvestre ha vuelto a España para centrarse en sus nuevos proyectos. El actor se mostró apasionado con su papel en Sense8, la serie de Netflix en la que protagoniza a un homosexual. Además de estar emocionado por la buena acogida del público, también habló de lo identificado que se siente con la historia contada por la serie: «Me gusta mucho su mensaje en defensa de la comunidad LGTB, de sus libertades». Añadió que «en España somos muy privilegiados con este tema, pero hay mucha gente en otros países que no tiene la misma suerte, y para todos ellos va dedicado esta serie».

Su experiencia trabajando con las hermanas Wachowski, aseguró, no pudo ser mejor: «Son grandes defensoras de la empatía y de la vulnerabilidad del ser humano. El compromiso de ellas es creer que entre todos podemos hacer un mundo mejor».

Respecto al final de la serie, Silvestre aseguró que «colmaría todas las expectativas». Tras el final un tanto abrupto que habían pensado sus guinistas, llegaron a la productora numerosas quejas de sus seguidores. Finalmente, en Netflix decidieron alargar la serie, y serán dos los capítulos que se publiquen antes de cerrar Sense8.

Contó también algunas anécdotas divertidas sobre su experiencia en el cine, como la de su vestuario el primer día de rodaje de Sense8. Cuando llegó al lugar en el que debía vestirse para su estreno en la serie, se encontró con que la única ropa que le habían dejado era un pequeño calcetín con el que debía cubrir sus partes íntimas. También desveló algunas de sus manías y defectos a la hora de rodar, como la de cerrar los ojos cuando hay escenas con tiros o detonaciones.