Es Noticia

El hormiguero El dardo de Santi Rodríguez a los taxistas por su huelga

El humorista fue el invitado de Pablo Motos este miércoles en «El hormiguero»

Santi Rodríguez, en «El hormiguero»
Santi Rodríguez, en «El hormiguero» - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«El hormiguero» volvió este miércoles a las noches de Antena 3 con la visita de Santi Rodríguez. El actor y humorista visitó el programa de Pablo Motos para presentar su nuevo monólogo: «Infarto».

El cómico se presentó en el plató de «El hormiguero» con esa sonrisa que parece no abandonar nunca. «Qué alegría me da verte, Pablo», le dijo al presentador, al que conoce desde hace varias décadas.

En concreto, desde los tiempos en que Motos trabajaba como guionista. «Menudas historias me escribíais. Un día me ataron a un caballo, otro me enterraron vivo... pero a pesar de eso, Pablo me quiere mucho», dijo Rodríguez, entre risas. «Otro día, hicisteis que me pasara un camión por encima. Yo decía... que me den el finiquito: yo lo firmo y me voy de aquí. Pero no hace falta que me hagáis todo eso», bromeó el humorista.

A continuación, Motos y Rodríguez comenzaron a hablar de «Infarto», el nuevo espectáculo del cómico... que tiene más de realidad de lo que parece. «El 27 de julio 2017, el día de mi cumpleaños, me dio un topetazo, un infarto raro. Y he decidido hacer un monólogo de mi experiencia», aseveró Rodríguez. Su sentido del humor sorprendió a Motos. «Has sacado algo positivo de que casi te vas a la luz...», le dijo, extrañado.

A continuación, el humorista procedió a contar lo que le sucedió, siempre en tono distendido. «Estaba en un hotel de todo incluido. Le dije a mi muijer que estaba malo y empecé a sudar frío. Me dijo... ¡cómete una gamba! ¡Eso son gases! ¡Para ellas todo son gases! Pero esto no lo era», siguió diciendo en «El hormiguero».

Tras ello, Motos intervino. «Oye... tengo una curiosidad morbosa, perdóname. ¿Cómo es eso de ir en ambulancia?», le preguntó. «Me tenía que haber ido en taxi... bueno, si no están en huelga, claro», contestó Rodríguez, tratando de quitar hierro a lo que está sucediendo con el sector del taxi estos días en toda España. «Pero ir en ambulancia tiene lo suyo. Llegas a urgencias, pero esperas. Menos, pero te hacen esperar», aseguró, antes de afirmar que su infarto fue «esplénico». Es decir, que no le afectó al corazón, sino al bazo.