ES NOTICIA EN ABC

GH Hallan muerta a Natacha Jaitt, finalista de «Gran Hermano 6»

La argentina, que participó en la sexta entrega de la edición anónima de «GH», ha fallecido a los 41 años tras un «posible accidente cerebrovascular producido por la ingesta de alcohol y cocaína»

Natacha Jaitt, exconcursante de «Gran Hermano 6»
Natacha Jaitt, exconcursante de «Gran Hermano 6» - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La modelo y actriz argentina Natacha Jaitt, que alcanzó popularidad en España por concursar en el programa «Gran Hermano», fue hallada sin vida en la madrugada de este sábado en un salón de fiestas al norte de Buenos Aires, confirmaron a Efe fuentes policiales. La joven concursó en la sexta entrega de la edición anónima del formato en 2004, a cuya final llegó y en el que terminó en tercer lugar.

El cuerpo de Jaitt, de 41 años, estaba desnudo sobre una cama en un local de la localidad bonaerense de Benavídez, y los resultados preliminares de la autopsia apuntan a un fallo multiorgánico, sin signos de violencia en el cuerpo y con restos de cocaína en las fosas nasales.

Allí, los agentes desplazados se entrevistaron con las personas que dieron el aviso, un amigo de la exconcursante de «GH» y el dueño del salón de fiestas. Natacha, que ahora ejercía como presentadora de televisión en Argentina, estaba en un cuarto recostada en una cama, y efectivos médicos constataron su muerte.

La investigación señala que la actriz, que llegó a la final de «Gran Hermano» en España en 2004, había acudido al lugar junto a su amigo Raúl, un paraguayo de 49 años. Allí debía mantener una reunión con el dueño del establecimiento, Guillermo, argentino de 47, con el fin de realizar distintos tipos de eventos.

Los agentes practicaron pericias y diligencias, y se llevaron grabaciones en vídeo del lugar, por las que se descubrió que en el lugar estaban además un estadounidense de 44 años, un argentino de 45 y una joven (sin determinar su nacionalidad) de 19, que ya fueron localizados y declaran, de momento como testigos, en la Fiscalía. La Justicia dispuso realizar registros de urgencia en los domicilios de todos ellos, en los que incautaron una riñonera que contenía dosis de clorhidrato de cocaína.

La imagen de Jaitt, madre de dos hijos de 12 y 20 años, cobró gran exposición pública en 2018 tras acusar en marzo, en un programa de televisión, a reconocidos periodistas y políticos de abusar de menores. En medio del escándalo, la mediática modelo, cuyas declaraciones en televisión solían ser polémicas, llegó a escribir en Twitter que podían matarla.

«No me voy a suicidar, no me voy a pasar de 'merca' (droga) y ahogar en una bañera, no me voy a pegar ningún tiro, así que si eso pasa no, no fui. Guarden tuit», anotó.

La imagen de Jaitt cobró gran exposición pública en su país en 2018 tras acusar en marzo, en un programa de televisión, a reconocidos periodistas y políticos de ser abusadores de menores. En medio del escándalo, llegó a escribir en Twitter que podían matarla. «No me voy a suicidar, no me voy a pasar de merca (droga) y ahogar en una bañera, no me voy a pegar ningún tiro, así que si eso pasa no, no fui. Guarden tuit», escribió en la citada red social.

También el mes pasado había vuelto a ser noticia por denunciar que había sido violada en un barrio de Buenos Aires. En diciembre fue detenida por resistencia a la autoridad tras ser declarada en rebeldía al no presentarse ante la Justicia en una causa por presuntas amenazas.

En el momento de la muerte, Ulises Jaitt, hermano de la víctima, se encontraba en Brasil, aunque al enterarse de lo ocurrido viajó a Buenos Aires.

«Lo único que quiero es ver a mi hermana e investigar lo que pasó hasta el final (...) me voy a encargar de saber bien lo que pasó», explicó a la prensa en el aeropuerto.